Inés Melchor, una carrera de resistencia