Shrek, Belleza, Amor, Percepción y Aceptación 

Shrek es una saga de películas bastante famosa y la que le tengo cierto cariño. Hoy me decidí a analizar y a comentar sobre porqué me parece que es tan querida, además de profundizar por qué se me hace tan importante el que debamos conocerla.
Renzo Gabriel Rojas Ballesteros
Publicado el 04-03-2024 a las 00:43

Shrek es una saga de películas bastante famosa y la que le tengo cierto cariño. Hoy me decidí a analizar y a comentar sobre porqué me parece que es tan querida, además de profundizar por qué se me hace tan importante el que debamos conocerla.

La Sátira y los Ogros

Dreamworks fue el primero en crear una comedia satírica de Disney y los cuentos de hada clásicos. La obra constantemente incluye personajes conocidos de los cuentos de hadas y los usa para generar comedia, a la par que se burla y reflexiona acerca de todos los estereotipos de fantasía que aplica.

Su primera película fue estrenada en 2001, siendo una agradable sorpresa para todos y un éxito inmediato que se convirtió en parte de la cultura pop.

Fue extremadamente original y refrescante, pues empezó hablando de cuentos de hadas y princesas, para luego presentar al protagonista: un ogro verde y sucio.

Los escritores supieron aprovechar esta premisa y crearon varias películas usando a los icónicos ogros, además del igual de carismático spinoff del Gato con Botas.

Pese a constituirse en pura comedia, la saga es extremadamente reflexiva y profunda si tienes la madurez o perspicacia suficiente, ya que se centra en los estándares de belleza inalcanzables y el tipo de vida que la gente busca para ser “feliz”.

Pese a ser un balde de agua fría que puede deprimirnos, nos deja siempre un final feliz al mostrarnos como los personajes llegan a aceptarse a sí mismos y logran encontrar a alguien que los ame igual.

Primera Película

Tal vez mi favorita, ya que la veía en la videocasetera desde que estaba en el kínder. Lo mejor de la película es Shrek y Burro, cómo se nos presentan, fue su enorme carisma, humor y química. Es lindo ver cómo dos tipos solitarios y que no se aguantan del todo, desarrollan una amistad genuina.

La Princesa Fiona tampoco se queda atrás, pese a tener que ser encasillada en los tropos de una princesa, tiende a romperlos con la presencia de Shrek. Es una persona que a veces se impacienta, que quiere que la traten con respeto y que, sorprendentemente, domina las artes marciales.

Pese a ello, sigue siendo insegura en el interior y teme que la vean como un monstruo. Es algo que va dejando de lado al identificarse con Shrek, quien siente lo mismo y no le desagrada que ella sea ruda o desagradable por momentos. Dos personas diferentes: un ogro y una princesa.

Lord Farquaad hace de un perfecto villano. Es alguien influyente y poderoso, pero que no está obviamente acomplejado con ser más perfecto. Es un fascista que desprecia a los “fenómenos” de los cuentos de hadas y los expulsa de su reino, para así mantenerlo bajo sus preferencias de normalidad.

La asignación de la altura del “personaje oscuro” es una decisión relevante, ya que si fuera alto sería un villano demasiado realista y tétrico, destacan más su obvia arrogancia, perfeccionismo y patetismo.

La Secuela Perfecta

De las mejores secuelas de la historia. En la primera entrega, Shrek tuvo que lidiar con un dragón, pero su enemigo constante era mil veces peor, y todos lo saben: sus suegros. El dragón es un enemigo genuinamente difícil de derrotar o del que puedes escapar, pero uno no puede hacer nada contra los suegros y tiene que verlos cada tantos, además que está obligado a tratar de llevarse bien.

El drama de la familia política es muy bueno y realista, aunque repite el tema de las apariencias y expectativas, pero con otro enfoque. Shrek y Fiona están conformes con quienes son, pero sus padres no y ellos sufren porque solo quieren que los acepten, así como son.

La película reflexiona mucho sobre la familia, las expectativas y lo que deseaban tanto los padres como Fiona en el pasado. Aunque parece duro, Shrek solo intenta que no lo afecte lo que digan de él y es difícil porque también debe hacer feliz a su esposa mientras su suegro se muestra genuinamente hostil.

El Gato con Botas es un personaje nuevo y extremadamente carismático, cuyo lado adorable se contrapone con el lado rudo y galán que ostenta, además su acento y hablar español lo hacen ser interesante y apreciado por todos, sobre todo los del habla hispana.

Tanto él como los amigos de la primera película de Shrek se vuelven muy útiles y amigos fieles, y pese a su apariencia ridícula son personajes que buscan pagar una deuda con Shrek y a la vez defender el amor verdadero de una tierna pareja.

El Hada Madrina es un antagonista perfecto. Es alguien en extremo superficial, clasista y tradicionalista que también se aprovecha de los demás. Debajo de su fachada de salvadora que cumple deseos, es alguien que genera problemas a los demás al no sentirlos conformes con quienes son ahora y les soluciona sus inconvenientes, aprovechándose en el camino.

Cada deseo que cumple lleva un precio, ya sea monetario, político o personal. Sus propias oficinas se presentan como una choza que en realidad es una gigantesca fábrica que produce pociones en masa.

El Rey Harold es también fascinante. Se trata de un personaje complejo que se balancea entre el bien y el mal, alguien polifacético que personifica la duda sobre su propio accionar.

Si bien desaprueba a Shrek y la apariencia de su hija, en el fondo es porque se veía reflejado en ellos su fealdad, ya que en el pasado fue un sapo. El final de la película se torna perfecto gracias a él, tanto por su sacrifico, a la aprobación que da a la pareja y a la propia aceptación de su apariencia anfibia.

La Tercera es

La calidad de la tercera entrega es muy debatible: no es ni tan buena ni tan mala. Curiosamente, aunque Shrek es el protagonista, las tres primeras entregas giran en torno a Fiona y dramas que la relacionan. La película comienza con el tema de los legados y responsabilidades familiares, algo que incomoda mucho a Shrek y que no lo hacen sentir cómodo.

Sigue un poco el tema de la familia política, pero también incluye el hecho de Shrek como padre y la incomodidad que acarrea sus propias experiencias con su padre, quien intentó comerlo.

A Shrek le causa grandes tensiones las responsabilidades en su nueva vida. Es algo que se entiende porque pasó de vivir solo y a cargo de sí mismo en un pantano, para ahora encargarse de un reino.

El viaje que tiene por encontrar a Arturo Pendragón es algo que lo ayuda a solucionar todos sus problemas, tanto en lo referido a responsabilidades como a completar su proceso de madurez. Shrek y Arturo tienen una reflexión entre ellos: el tema de la madurez, la paternidad y el abandono.

Algo sumamente enternecedor es cómo Shrek llega a convertirse en un tipo de figura paterna para él, lo cual refuerza la confianza en el joven para convertirse en rey y Shrek en volverse padre.

La cúspide de esta relación es el momento en el cual Shrek llega a estar dispuesto a rechazar y ser odiado por Arturo con tal de salvarle la vida, no dejando ninguna oportunidad de aclarar sus intenciones o de poder ser salvado.

Fiona nos sorprende en esta tercera entrega, ya que uno pensaría que se volvería un personaje más secundario, pero de hecho se vuelve el último bastión que protege su reino. No solo lucha, sino que incita a otras princesas a dejar de ser conformistas y armarse para pelear.

Al final, fallaron por una traición, pero lo más importante fue intentarlo y probar que eran capaces, siendo quizás una alegoría a la constante lucha de la mujer por buscar la igualdad durante décadas, la cual no debe parar pese a fallar en ocasiones.

El Príncipe Encantador es un villano perfecto, tiene una motivación que viene ligada de las dos primeras películas: tomar la corona y lograr venganza. No lo hace solo, sino que utiliza a muchos otros villanos de los cuentos de hadas para lograr sus objetivos. Su temática y la de la película está ligada a la temática principal de la saga: la inseguridad, las apariencias y las expectativas.

En este caso, se aborda el lado que sale perdiendo, el lado que acaba envidiando, con rencor y buscaba venganza. Todo el grupo se forja y une por su fallo en obtener un final feliz, en no lograr lo que tanto ansiaban y en ser relegados por los que sí lo lograron.

El final de la película se vuelve perfecto por ello, con Arturo Pendragón como héroe y no ganando con fuerza bruta o apoyado por un ejército, sino con la palabra. A todos los villanos se les hace cuestionarse y darse cuenta de que no tienen que envidiar la historia de Shrek, sino que él es la prueba de que no deben conformarse y que no es su final. La vida sigue, no tienen que conformarse con lo que digan y no es necesario vengarse: Shrek no lo hizo y pudo encontrar la felicidad por su cuenta.

Este final es tanto enternecedor como aleccionador, pues manifiesta que Arturo no necesita ser el heredero legítimo, no necesita tener un ejército, no requiere ser fuerte o blandir una espada legendaria… él pudo apaciguar a todos con la palabra y mostró que tiene una forma de organizar su sociedad en la que todos sus habitantes sean felices, incluso los antes rechazados.

La Polémica Cuarta

No soy un gran fanático de esta película, principalmente porque trata de un universo o realidad paralela y al final del filme todos los sucesos no ocurren.

Ósea que todo fue una fantasía que nos llevó a una pérdida de tiempo. Dejando eso a un lado, la trama es un poco típica: trata de valorar lo que tenías e intentar solucionar tu propio error.

La película cuenta con una narrativa que no tiene nada que ver con la trilogía original y es completamente independiente e irrelevante a la saga, intenta depender casi al 100% de las referencias y los diseños destacables de personajes, así como de sus nuevos diseños.

En lo personal, no hay gran cosa que destacar en esta ocasión, aunque debo decir que los primeros minutos me gustaron y tienen mucho que ver con el personaje de Shrek.

Genuinamente, su vida ha cambiado demasiado en esas tres películas y era normal no sentirse conforme, siendo el caso de tener una crisis de la mediana edad, pero siento que el capítulo de Los Simpson donde la familia envía a Homero a un campamento de rock plantea exactamente lo mismo y resuelve el problema muchísimo mejor. Hubiera sido hasta más entretenido ver cómo Shrek se centra en reconectar con sus raíces de ogro para intentar sentirse pleno.

Detalles de producción

Como siempre, agregaré algunos detalles respecto a la producción de las películas. Las primeras tres películas tienen una animación… decente, no es la mejor, pero posee magníficos diseños y para su época no le falta o sobra absolutamente nada. La cuarta mejora va bastante más allá en este aspecto, pero mantendré en reserva mi propia opinión y cierta crítica al respecto.

Sobre la banda sonora, es magistral, sobre todo en las primeras películas. Posee una lista muy energética e icónica, con un estilo de épocas pasadas que le da un aire clásico a la saga. Entre ellas las más memorables son All Star, I’m a Believer, Accidentally in Love, Holding Out For a Hero.

Opiniones Finales

Me divertí mucho escribiendo este artículo, laverdad no tengo muy buena opinión de los Premios Óscar, pero la primera película definitivamente se lo ganó.

Soy un genuino fan de la saga de Shrek,y ojalá a otros fanáticos o gente que la vio les haya gustado. Asímismo, les incito a que la conozcan o vuelvan a ver.

Comentarios
Dora Lucia Ortiz Villacorta
Dora Lucia Ortiz Villacorta
Shrek transformó las películas de animación, mezclando humor, aventura y emoción. ¡Un personaje verdaderamente original y querido por todos!
Irene Leonor Villanueva Arce
Irene Leonor Villanueva Arce
Shrek es un icono del cine animado, un ogro verde que rompe con todos los clichés de los cuentos de hadas con humor y corazón. ¡Simplemente inolvidable!