eMARKET PERÚ

One Piece - Monkey D. Luffy, El Quinto Emperador 

En los mares y el Nuevo Mundo, reinan cuatro grandes piratas, ellos y sus tripulaciones son los más fuertes e imponentes del mundo, conocidos como los Yonkou (Cuatro Emperadores).
Renzo Rojas
Publicado el 01-07-2021 a las 12:00

En los mares y el Nuevo Mundo, reinan cuatro grandes piratas, ellos y sus tripulaciones son los más fuertes e imponentes del mundo, conocidos como los Yonkou (Cuatro Emperadores).

Ninguno ha encontrado el One Piece, sin embargo, ha surgido un joven pirata y su tripulación que les han hecho frente, y recientemente lo apodaron “El Quinto Emperador”.

¿La “D.” en su nombre será por Danger? Tal vez sea Determination, Destiny, Divine o Demon. Hasta ahora el significado más próximo es “Enemigo natural de Dios”.

Trasfondo

Luffy nació unos 5 años después de la ejecución del Rey Pirata, Gol D. Roger (apodado erróneamente “Gold Roger”), quien dio inicio a La Gran Era Pirata. Y aunque no tenían relación de sangre o parentesco (exceptuando la “D.”), resultó que Luffy se parecería mucho al Rey de los Piratas, y heredaría de él tanto su voluntad como su viejo sombrero de paja. Se desconoce quién fue su madre, pero sí se tiene la certeza de que su padre era Monkey D. Dragon, quien lo abandonó siendo solo un bebé, para fundar y ser el líder de la Armada Revolucionaria, y debido a esto se volvió el hombre más buscado del mundo.

Luffy creció en la Villa Foosha, en una isla donde existía acentuadas diferencias entre los adinerados y el resto de la población. Sería a los 7 años, que se hizo amigo de una banda de piratas en un bar, quienes le compartieron historias y los placeres de vivir libres en el mar, inspirándolo a ser como ellos.

Un día, encontró una fruta que los piratas guardaban en un cofre, y al comerla su cuerpo adquirió las propiedades de la goma. Antes de que esa banda de piratas zarpara para no volver, el capitán le salvo la vida y le regaló su icónico sombrero de paja. Luffy pudo entender los peligros del mar y supo que aún era muy joven para ser un pirata, pero no abandonaría su sueño.

Lamentablemente, el abuelo de Luffy (quien se encargaba de él) odiaba dicha idea, ya que deseaba que fuera un marine como él, y dejó a su nieto con unos bandidos en las montañas como sus tutores, junto a un niño llamado Ace. La relación entre los dos empezó bastante aspera, pero con el tiempo desarrollaron un auténtico lazo de hermanos, sumado a que ambos querían volverse piratas. Pero como ambos anhelaban ser el capitán, cada uno zarparía solo al mar y formarían sus propias tripulaciones.

Capacidades y Poderes

Físico sobrehumano y luchador genio: Luffy entrenó muy duro en la jungla desde que era un niño, enfrentó bestias salvajes con sus manos desnudas y con sus aventuras ha desarrollado gran resistencia e inmunidad a los venenos. A los 17 años venció a un monstruo marino de un golpe, y meses después venció en combate a los piratas más temibles del East Blue.

En la Gran Línea, luchó varias veces contra los Shichibukai (siete piratas temibles y famosos, que son aliados del gobierno), ganándoles al llevar su cuerpo al límite y con un puñado de suerte. El haber detenido su viaje y entrenar por 2 años lo volvió tan fuerte como para vencer solo a los ciborgs Pacifistas con relativa facilidad, cada uno tan fuerte como un Shichibukai. Pese a ser algo ingenuo e inocente, pudo desarrollar grandes instintos de combate y es de los mejores adaptándose, improvisando e inventando ataques en plena pelea, además de reconocer las debilidades enemigas con rapidez.

Fruta del Diablo (Gomu Gomu): le dio a su cuerpo las propiedades de la goma, lo cual le permite ser extremadamente resistente a todo tipo de golpes e impactos, además de posibilitarle el rebotar las balas de pistolas y cañones. Luego de 12 años usando su poder, aprendió todo tipo de técnicas y ha llevado sus capacidades a niveles extremos. Posee debilidades típicas de usuarios: el agua de mar, el Kairoseki, Haki de armadura morir si come otra fruta del diablo.

Gears: son varias técnicas y “transformaciones” únicas de Luffy, gracias a su fruta del diablo. Alterando su propia anatomía y funciones biológicas con la propiedad de la goma, lleva su cuerpo a limites extremos. Pese a su gran fuerza, velocidad y poder, cada Gear genera fatiga y desgastes físicos que solo aumentan cuanto más se usen, al punto de dejar a Luffy completamente incapaz de moverse.

Haki (“Ambición”): llego a despertar y aprender a usar los 3 tipos de Haki, actualmente está en el proceso de dominarlos. Con estas habilidades puede hacer frente a usuarios de fruta Logia y Paramesia, presentir ataques enemigos, además de obtener una mayor fuerza y defensa. También tiene la capacidad noquear a los de voluntad inferior a la suya y poder luchar a la par contra otros que la posean.

Carisma, Liderazgo y Suerte: relacionados a su Haki del Rey, Luffy posee y ha desarrollado las cualidades de un líder. Sabe ganarse la confianza de otros y hacer amigos con enorme facilidad, a la vez inspirar y dar esperanza con su tenacidad. Todos los rasgos de su forma de ser forman parte de su carisma, fomenta sus capacidades de liderazgo, compensando su poca inteligencia y falta de estrategia. Sumamos esto a su descomunal suerte, que lo lleva a conocer personas necesarias en los momentos precisos, lo hace alguien que puede poner de cabeza al gobierno de una isla en poco tiempo.

Su estilo de combate es ágil, centrado en los puñetazos y patadas, predomina la fuerza bruta y aprovechar su elasticidad para aumentarla, aunque ha llegado a refinarla y mezclarla con artes marciales. Tiende a enfrentar desarmado a múltiples oponentes de mayor tamaño y con toda clase de armas, además de adaptarse y aprovechar tanto el entorno como los elementos que encuentre.

Personalidad, Psicología y Metas

Luffy tiene una avanzada inteligencia emocional, no se preocupa por lo que los demás digan de él, tiene confianza en sí mismo y seguridad de poder hacer todo lo que se propone, al punto de sentirse invencible y de que es innecesario pensar o reflexionar demasiado sobre sus acciones.

En general, es como un niño y la mascota de su tripulación: bastante juguetón, terco, egoísta, glotón, fiestero, honesto, ingenuo, alegre, optimista, soñador y aventurero; todo ello sorprende a la gente que lo conoce, debido a su enorme infame, recompensa por su cabeza y leal tripulación. En parte, su forma de ser es la que lo mete en serios problemas, al punto de ser considerado loco o suicida por algunos de sus compañeros y por los piratas más crueles y sanguinarios.

Parte de ello (y su recompensa) se plasma en varias de sus épicas fechorías: el derrocamiento de a unos piratas que aterrorizaban a varias islas, la paliza que dio al oficial de la marina corrupto que permitía esto, al liquidar y destruir los planes de dos Shichibukai (uno involucrado con un Yonkou), al vencer al más grande asesino del CP9 mientras asalta a las tres bases del Gobierno Mundial y “declararles la guerra” en el proceso de rescatar a sus amigos, sin mencionar haber atacado a reyes y Tenryuubitos (la Nobleza Mundial). Y todo eso es irónico, aún más por el hecho de que Luffy nunca conoció a su padre, El Peor Criminal del Mundo, porque es un revolucionario y un libertador igual que él.

El capitán es alguien que se siente solo con facilidad, por ello Luffy valora en demasía a sus amistades y se preocupa por su bienestar. Conformó su propia tripulación como sus iguales, considerando en cada uno un aporte esencial para su viaje. Su mayor virtud y defecto es que no toma en cuenta el pasado de cada uno de ellos. La fuerza, el linaje, el estatus, su historia o su apariencia, son temas irrelevantes para él. Valora más quienes son ahora y tiene preferencia por las personas excéntricas y fenómenos.

Su largo viaje y rol como capitán lo han hecho madurar muy lentamente (debido a ser una obra larga), sería extraño que alguien tan testarudo cambiara, pero sus derrotas aplastantes le han hecho ser consciente de que no es invencible, que debe ser serio y actuar como un capitán.

La fuerza es lo único que le permite proteger a la gente que le importa, y como su líder, es su deber y responsabilidad ser alguien con el que pueden contar.

Se sabe que nunca ha desarrollado atracción por mujeres u hombres (a menos que sean ciborgs y/o se transformen) y se lo ha clasificado como asexual, pero si se encuentra enamorado, del mar y la aventura. Siempre es el primero en correr a una isla nueva para explorarla.

El peligro del mar y lo desconocido son retos irrenunciables que está dispuesto a enfrentar, y que solo hacen su viaje más divertido e interesante. Escogió ser un pirata, alguien libre, y para él ser el Rey de los Piratas, significa ser el hombre más libre del mundo, y por su gran amor a la libertad, Luffy no puede quedarse quieto ante muchos de los piratas o marines que encuentra, pues a quien más odia es a la gente que se impone y busca quitarle la libertad al resto.

Opiniones y Viaje a la Grand Line

Era un don nadie desde el East Blue (el mar más irrelevante del mundo), siendo considerado por todos como un tonto, ingenuo y crédulo, ya que cree poder sobrevivir la Grand Line, poder enfrentar a otros piratas, y volverse el Rey Pirata. No le importa las burlas, cree que en su loca y absurda meta que solo puede soñar, así como otras personas a su alrededor tienen sueño igual de absurdos.

Ser valiente o ser el más fuerte, encontrar un mar mítico o construir un barco de ensueño, ser libre, ser aceptado por otros o siquiera poder ser feliz, o hasta lograr la paz entre especies distintas; todos sueños igual de absurdos e imposibles como el suyo.

Y es en un momento crítico, que él llega y te salva la vida, lo ves vencer adversidades imposibles, una y otra vez, como cuando solo le queda sonreír sin arrepentimientos mientras está siendo ejecutado en la misma plataforma en que murió Roger, y solo le queda sonreír. Entonces, cae un rayo y lo rescata de la muerte, y al fin nos convence de que lo único infantil seria no creer o intentar cumplir tus sueños, ¿y bueno, qué mejor forma de pagarle a ese muchacho que seguirlo y ayudarlo?

A lo largo de la serie, seguro no te identificarás con Luffy, ya que a menudo es bastante ingenuo e inmaduro, sino que más bien te identificarás con algún miembro de su tripulación, a quienes necesita el gran capitán para poder realizar el viaje al One Piece.

Serás un camarada más en su barco, tu capitán no es invencible o un perfecto ejemplo a seguir. No tienes que ser igual a él y podrás hacer las cosas de manera diferente, pero lo admirarás por ser un hacer lo correcto, ser un excelente amigo y un tipo genial.

Correrás emocionado junto al futuro Rey de los Piratas, sentirás orgullo cuando suban las recompensas en los carteles y festejarás rebosante de alegría cuando se integre un nuevo camarada, mientras continúas un largo e interminable viaje por todo el mundo en busca de cumplir encontrar el tesoro de Roger y los sueños del resto de la pandilla.

Por ello, luego de su aplastante derrota en el Archipiélago Shabaody, tras fallar en Impel Down y haber sacrificado todo solo para fracasar en Marineford, lo peor no es sentir la pérdida de Luffy, o su cuerpo y mente rotos, sino un infierno peor, el de su tripulación leyendo esta noticia en el periódico.

La incompetencia e impotencia total, la culpa y vergüenza, porque su capitán hizo lo imposible una y otra vez, pero fracasó porque estaba solo… y sigue solo, destrozado y sufriendo, todo ello mientras sus camaradas pierden el tiempo y siguen sin hacer nada al respecto.

El lector también se ha vuelto un miembro de la tripulación, por ello puede vivir la desesperación total que los amigos de Luffy sienten por llegar a él, por querer siquiera darle un hombro para llorar y desahogarse, porque es lo mínimo que le deben.

En el épico viaje de este capitán pirata, uno se da cuenta de dos cosas: es humilde y el peor pirata del mundo. Se nota a leguas, pues jamás presume de sus asaltos o sobre los enemigos que derrota (incluyendo los Shichibukai). No le gusta ser importante, tener muchos seguidores o gobernar. Vive en libertad, sin responsabilidad, no quiere deber nada, y su único tesoro y “corona” es un simple sombrero hecho de paja, una prenda humilde que cualquiera puede conseguir.

Sin embargo, esta forma de ser se transforma en carisma que inspira y atrae a la gente que lo rodea, al grado de ganarse el respeto y afecto de miles de piratas, una gran flota que ahora lucharan por él y en su nombre (completamente en contra de su voluntad), y tal es su creciente fuerza e influencia en los mares, que se ganó a pulso el apodo de “Quinto Emperador”.

El mundo, la historia y el protagonista de One Piece hablan de la vida real y de problemas sociales, con un enfoque más optimista, pero a la vez realista. Un sistema gubernamental no cambiará en un día o eliminando a los que están arriba, pero es verdad que los países y algunos sistemas contemporáneos aparentan funcionar magníficamente, ello no resulta tan cierto como se cree, pues puede encontrarse corrupción, y ellos se pierden en sus títulos, orgullos y/o en sus causas que lentamente se difuminaron.

El mundo está escrito y reescrito por los más fuertes, por quienes ganaron las guerras, y aunque dirán que fue justo o se trató de un “sacrificio aceptable”, a la vez que borran su ineptitud y demonizan más a sus enemigos. Mientras el dinero, los recursos y la influencia le permiten a los de arriba seguir en ese lugar, países sin dinero, con problemas y corrupción seguirán así, mientras todos creen que algún día ellos solos y sin ayuda externa podrán ser sus pares.

Luffy es el libertador e idealista perfecto que muchos habitantes sueñan tener, y en definitiva lo es, porque ese “libertador perfecto” no existe. Luffy depende de su tripulación, Luffy no es un genio o gran estratega que administra o conquista un país y lo reconstruye, ni se cree “sabio” o cuenta con mejores valores. Este capitán es una persona normal con virtudes y defectos, tampoco es el protagonista más complejo, ni siquiera es el más fuerte de su mundo, además de ser el peor pirata y criminal que jamás haya existido porque sus acciones suelen ayudan a la gente y ha hecho un mundo mejor para el resto.

Esto se liga al tema de las “etiquetas” y ser un pirata: estar en un bando, como te ves y lo que hagas, ser llamado de una forma, lo que la gente o todo el sistema diga de ti; esa clase de cosas jamás te definirán. Los títulos y lo que somos cambia con el tiempo, Luffy se vuelve un poco más serio cada arco, así como un país debe aprender a cambiar sus leyes y adaptarse a un mundo cambiante.

La magnificencia del personaje está en ser ideal para One Piece, ninguna otra obra o protagonista encajarían tan bien en el otro, con la temática de los sueños, libertad e ideal antisistema. Su perfección se encuentra en la imperfección que transmiten, y en una suma mayor a sus partes.

Luffy es magnífico por sus camaradas, ellos lo compensan y son irremplazables, ni siquiera podría lograr su meta sin ellos. Y aunque la cumpliera, seguiría necesitan de sus amigos, porque ni siquiera el Rey de los Piratas es capaz de navegar un gran barco pirata sin ayuda.

Comentarios
Richard Wilmer Ortiz Zapata
Richard Wilmer Ortiz Zapata
Responder
One Piece es para muchos el mejor shonen de la historia, gracias a su inmejorable construcción de su mundo, su historia dinámica y el humor simple pero efectivo que Eiichiro Oda pone en cada número. Como buen manga de acción, los momentos de romance son contados, pero breves insinuaciones de atracción entre los personajes han hecho que la imaginación de los fans vuele sin ningún límite.
Nathaly Lilian Palomino Maceda
Nathaly Lilian Palomino Maceda
Responder
Luffy es un hombre destinado a la grandeza. Los fanáticos de One Piece saben que Luffy logrará su sueño al final y ante cualquier medio. Al comienzo de la serie, conoció a Shanks y después de verlo, él inmediatamente reconoció su potencial. Shanks sacrificó su brazo para salvar a Luffy del Sea King.
Bryan Diego Cortegana Orellana
Bryan Diego Cortegana Orellana
Responder
El episodio más reciente de One Piece termina con un gran suspenso que pone al nuevo Haki de Luffy a una prueba extrema. Desde que perdió ante Kaido en el primer acto del arco de Wano Country.
loading
loading