God of War - Aprieta L1+R1 para Arrancar una Cabeza  

Ya hablamos de quien es Kratos y porqué es tan interesante, pero no el por qué alguien quisiera jugarlo. Santa Monica Studios y la marca de Play Station son unos genios que explotaron bien a esta “vaca lechera”, la cual daba muchos baldes de sangre virtual y dinero.
Publicado el 06-01-2023 a las 23:52

Ya hablamos de quien es Kratos y porqué es tan interesante, pero no el por qué alguien quisiera jugarlo. Santa Monica Studios y la marca de Play Station son unos genios que explotaron bien a esta “vaca lechera”, la cual daba muchos baldes de sangre virtual y dinero.

Ahora les explicaré cómo la vida de Kratos y Santa Monica se transformó, cambio de arriba abajo lo que nunca pensó y llegó a ser conocida por el Dios de la Guerra. (Es un chiste, la canción del Principe del Rap)

Cronología

«Recuerda Kratos, tienes el poder de controlar el propio tiempo.» -Gea, God of War 2

¿En qué orden están los juegos? Pues los de 2005, 2007 y 2010 son la trilogía central, por si quieres jugarlos. Pero salieron varios que narran historias intermedias.

  1. #1 2013 God of War: Ascension
  2. #2 2008 God of War: Chains of Olympus
  3. #3 2005 God of War
  4. #4 2010 God of War: Ghost of Sparta
  5. #5 2007 God of War: Betrayal
  6. #6 2007 God of War II
  7. #7 2010 God of War III
  8. #8 2018 God of War (2018)
  9. #9 2022 God of War: Ragnarök

¿Cómo inicias una épica?

«Los dioses del Olimpo me han abandonado. Ya no queda esperanza.» -Kratos, primera escena.

Y Kratos se lanzó al vacío, desde la montaña más alta de toda Grecia. Tras diez años de sufrimiento, diez años de interminables pesadillas, que finalmente llegarían a su fin. La muerte era la única salida a su locura. Las primeras impresiones son importantes. God of War nos da un guerrero veterano, de cabeza rapada, con muchas cicatrices y tatuajes, una enorme depresión y un aura trágica.

Es un clásico griego, es decir, la tragedia suprema. Nos dice que el juego es bueno, pero sumado a la magnífica música, nos llena de un aura de épica y de odisea. Y es que este último término encaja más que perfecto, ya que la obra está relacionada a los griegos que además enfrentan a ejércitos de aberraciones del inframundo y monstruos gigantes.

Hay una gran sensación de logro en la saga, porque al matar te conviertes en una bestia parda y te identificas con el protagonista, y es que sabes que estos pequeños enemigos son estorbos y disfrutas cuando luego de tantos golpes, son finalmente eliminados.

De hecho, hay tantos enemigos y estas tan harto de que haya tantos o que tarden tanto en ser liquidados, que vas a darte el lujo de querer verlos sufrir mientras matas, cuando des el golpe final, justo como Kratos y las mecánicas de “quick time events”.

Historia de machos

Esta saga, estos videojuegos, son de machos. No discutamos aquello de “ser buena persona”, estamos hablando de la fuerza y de situarse en el punto medio entre el hombre y la bestia. Kratos es un macho entre los machos. Tú lo ves y observas a un tipo muy alto, bastante musculoso, lleno de cicatrices y tatuajes, que genera interés en las damas, respeto por los hombres y miedo en sus enemigos.

Pero no es solo que su apariencia sea la de un macho, sino que su crianza fue así, en extremo masculina. Literalmente es un espartano. ¿Recuerdas como 300 espartanos pelearon contra un gran ejército persa y perecieron orgullosos? Sí, sí, retrograda y demás. Literalmente son sucesos que pertenecen a una época distinta, a varios siglos atrás, pero es un videojuego, es un producto de entretenimiento.

Se vive una experiencia de otra época, de una era donde había guerras constantes cuyas motivaciones fueron olvidadas e importaba más vivir o morir. Bajo este panorama, el personaje que encarnas ha sido criado aceptando matar o morir, de manera tan natural como comer o respirar.

Sin embargo, por muy macho que seas, sigues siendo una persona y tu formación no podría compararse a la de Kratos. Tu familia y los soldados que luchan a tu lado es lo único que te importan, porque el afecto por los que te rodean es la única debilidad permitida.

Ahora, siendo lo más grande de los machos, vamos a ponerlo en una épica digna de su nivel ¿Qué tan lejos se puede llegar en la exaltación del macho interior? Puede llegar a sentirse tan glorioso como el resoplar de las trompetas con aire de realeza y los cánticos religiosos de la banda sonora, pues hay un dios gigantesco que te salva la vida y te da unas épicas espadas.

Y tú, le sirves, y te conviertes en su herramienta, ¿eres el más macho de todos? Pues no tienes idea de tu potencial en testosterona, porque Ares quiere tres cosas: que mates a todos tus enemigos, que mates a todos los inocentes y que mates a tu esposa e hija.

Ahora nada te ata, nadie te ata, eres el guerrero perfecto. Tienes sed de venganza, la motivación más viril y edgy (intensa y que les gusta a los adolescentes) de todas.

Es suficiente, ¿verdad? Eres lo más macho que pudiste imaginar y tienes misiones de macho. Pero, igual sabes que no puedes vencer a los dioses, es imposible. Ares te empala en el juego, matándote, ¿y qué?

Como los más machos de las historias griegas, tú, Kratos, escalará el Hades. Has superado a la muerte, gran machote. Pues el primer juego trata de eso, matar al Dios de la Guerra (God of War). Un juego con tanto exceso de testosterona que hace que te crezca la barba.

Fue demasiada testosterona, violencia y sangre para ti, jugador. Pero ya se acabó el juego, estas deprimido y tienes pesadillas por los traumas adquiridos. ¿Qué? ¿Quieres demostrar que puedes ser más macho aun? ¡No! Exageras. Ya mataste a un dios.

Pero sí, el juego acaba contigo, Kratos, volviéndote el nuevo Dios de la Guerra. Tanta testosterona ha hecho que te enamores del juego y del personaje, pero ahora dudas si el juego pone en duda tu identidad sexual. Pero sería lo normal con tanta testosterona en un disco, Kratos y este juego son los alfas en este romance. Y no sería raro todo esto, porque es un juego sobre griegos y dioses del Olimpo.

Acabó el primer juego, ¿hay más? No, ya acabó. Fueron cientos de litros de testosterona destilada. Pero sí, eras un gigante que destruyó una ciudad para luego volverte pequeño y ser encomendado a destruir una estatua gigante, y en ese momento eres traicionado por Zeus y te vuelven a matar.

Tu segunda muerte es incluso más masculina que la anterior, tiene una espada divina, dices frases gloriosas y ves a los espartanos morir. Gran tragedia, gran muerte. Pero no te rindes, juras venganza, matas a las diosas del destino y estas a un pelo de matar a Zeus. Fallas, dejas una escena final más macho y épica de lo imaginable: tienes una espada gigante y montas un titán que escala el monte Olimpo, mientras declaras que matarás a los dioses.

Mueres por tercera vez en el tercer juego. ¡Psht!, morir es fácil. Matarás a Zeus, y a todo el Olimpo si se atraviesa en el medio. Mataras a todo un panteón, con sus propias armas y te las quedarás.

Al final del juego te das cuenta de que fuiste un imbécil, ya que destruiste el mundo, pero da igual, porque superaste todo nivel de macho y finalmente cumpliste con lo que prometiste al inicio del primer juego, te suicidas, y con tu macho sacrificio esperas arreglar algo. Aun así, se cuentan historias sobre tus aventuras, sobre como mataste a otros dioses o acerca de cuándo fuiste esclavizado y torturado.

Por cierto, es curioso que en casi todos los videojuegos de la saga aparezca en la pantalla de inicio la mitad derecha de la cara de Kratos, mostrándonos a un guerrero cada vez más diferente pero que suele referenciar un poco a la aventura pasada. Santa Monica sí que se luce manejando todos los detalles.

Jugar al dios de la guerra. Las mecámica y el placer

«Todavía no hemos terminado Zeus, las puertas del Hades nunca me han retenido» - Kratos.

No he jugado tanto de la saga y no soy un gamer, pero me he visto todos los gameplays y he oído muchas opiniones del juego. Pese a todo, sí participo en algunos videojuegos y también soy conocedor de los sistemas de juego y de combate.

God of War es una genialidad, no solo mecánicamente en sus combos, sino por ser memorable en: las magias, las armas, los enemigos, los cofres y los “quick time events” (siendo esto último algo en extremo difícil). Y ahora hablaremos de la genialidad de las armas y mecánicas del juego:

Espadas del Caos

«En cuanto a Kratos, una espada y escudo normales no eran apropiados para el nuevo siervo del Dios de la Guerra. Las Espadas de Caos, forjadas en las nauseabundas profundidades del Hades. Una vez adheridas, las hojas se mantuvieron así, encadenadas a la carne chamuscada, una prolongación del cuerpo de su portador, un recordatorio permanente de la promesa de Kratos.» -God of War

Primero que nada, debemos hablar sobre la genialidad que son las Espadas del Caos. Para muchos, incluyéndome, son de las mejores espadas en todos los videojuegos, son únicas y memorables. No son dos espadas cualesquiera, son espadas gemelas, el tamaño corto es único y se perciben más como dagas.

En conjunto con sus cadenas y lo puntiagudas que son, se vuelven perfectas para columpiarse o atrapar enemigos. Transmiten la sensación de pertenencia a un esclavo y un sentimiento de venganza, lo cual es justo lo que define a Kratos, y siempre son bien representadas como el arma ideal para destripar oponentes. Pese a que hay diferentes videojuegos, siempre se mantienen muchos combos.

Obtener armas y sentirte en la cima

«¡Te ofrezco más que ayuda Kratos, te ofrezco poder! ¡Te ofrezco la Espada del Olimpo, fue esta espada la que acabó con la Gran Guerra y derrotó a los Titanes! Kratos deja que la espada absorba tus poderes divinos, sólo entonces, podrás llegar a tu máximo potencial.» –Zeus, God of War 2

En cada videojuego Kratos suele ganar magias de todo tipo y las pierde en el siguiente, esto es una genialidad. ¿Por qué? Te suelen dar mucho poder al inicio y una explicación de por qué lo pierdes, pero ahora tendrás que ingeniártelas para volver a ser tan poderoso o incluso más fuerte de como eras antes. Así que, debes buscar tanto armas como fuentes de magia y artefactos místicos.

Hay que decir que casi nunca se repiten las magias, por lo que cada juego se siente muy diferente y fresco en las técnicas de ataque empleadas. Así mismo, el menú clásico en el que mejoras las habilidades con orbes resultan memorables. Se siente que con toda la sangre o almas de tus enemigos estas alimentando tus armas, sintiéndote como el sádico Kratos.

Uno pensaría que solo son armas o magias, pero realmente hay elementos adicionales en cada escenario que requieren que obtengas cierta arma o magia específica para poder avanzar en la historia, además de la manera en que las obtiene. Una forma clásica de obtener un arma es recibirla, encontrarla o comprarla, ¿Cómo las consigue Kratos? Mientras sus rivales siguen vivos él las obtiene, arrancándolas de sus manos y usándolas en su contra. La forma más carnicera de estas es cuando le corta las piernas a Hermes y toma sus botas, y cuando le corta la cabeza a Medusa o al dios Helios, y las usa como armas.

Quick time events

«¡Te ofrezco más que ayuda Kratos, te ofrezco poder! ¡Te ofrezco la Espada del Olimpo, fue esta espada la que acabó con la Gran Guerra y derrotó a los Titanes! Kratos deja que la espada absorba tus poderes divinos, sólo entonces, podrás llegar a tu máximo potencial.» –Zeus, God of War 2

Abordamos el siguiente punto a tocar: los cofres, los enemigos y los quick time events. Una buena forma de demostrar fuerza es decir que un personaje es el más fuerte y legendario, lo cual es muy aburrido.

¿Kratos? Básicamente va cortando a sus rivales a pedazos mientras sigue sintiendo que le golpean, o intenta ejecutarlos con quick time events y el jugador tiene que seguir presionando, por lo que siente la fuerza de un monstruo que se resiste a morir, o eventualmente y empleando toda su habilidad, deberá ágilmente tener que hacer un corte preciso a último momento.

También puedes hacerlo a veces cuando tienes a un enemigo sucumbiendo por sus heridas, con solo oprimir un botón por cada golpe pudiendo sentir que lo tienes sometido. También se demuestra al tratar de sacar las fuerzas para mover objetos enormes y pesados, o al abrir cofres trabados y obtener orbes. God of War es un genio cuando se trata de esta mecánica, ¿conocen el meme f?

Originalmente viene de Call of Duty: Advanced Warfare, y fue muy criticado. Venía de un funeral, donde tenías que “presentar” tus respetos oprimiendo la tecla “f”. Tenías que sentir toda la complejidad de perder a un camarada, las cosas de la guerra, el respeto a un muerto y cosas como el miedo a la proximidad de la muerte: oprime la tecla f “para sentir todo eso”.

Esto fue tan discutido, ridículo y mal hecho, que la gente lo hizo un meme, de forma irónica y chistosa comentaban “f” en las publicaciones cuando sentían pena o lastima de alguna forma.

Ehem, minijuegos

«Escucha Kratos, te lo vuelvo a preguntar: ¿No te vas a quedar? -.» –Afrodita

Antes de que juegues o regales este juego, debo mencionar que esta es obviamente una saga de videojuego para mayores de edad, y esta advertencia debe ser especificada. Primero que nada, tiene mucha sangre, tripas, asesinato, decapitaciones y torturas. Segundo, hay algunos desnudos.

Tercero, tiene unos minijuegos opcionales que son para adultos (exceptuando God of War 2018 y Ragnarök). Es un videojuego, es cien por ciento opcional y no se trata de actos forzados en contra de la voluntad, por lo que no tienes argumentos o razones para quejarte.

Bueno, creo que la mayor parte de participantes de este artículo somos adultos por lo cual deberíamos entender que naturalmente existimos y somos fabricados mediante estos “minijuegos” en la vida real.

Quería mencionar que actualmente considero estos minijuegos como un detalle interesante y realista, que da una pincelada más a ese aire de aventurero que incluye barcos y griegos, porque siendo honestos, cuando uno está de viaje y conoce gente, no está de más conocer íntimamente a los locales.

Y pensándolo bien, ahora, hubiese sido interesante e incluso más detallado si también hubieran agregado la opción de que Kratos pudiera practicar los “minijuegos” con algunos hombres. Los griegos y los dioses del Olimpo eran famosos por practicar estos “minijuegos” con individuos de su mismo género.

Artículo completo

Comentarios
Richard Wilmer Ortiz Zapata
Richard Wilmer Ortiz Zapata
Nunca me llamó la saga God Of War pero visto que era un reinicio de la saga y la buena crítica me animé a probarlo y jamás me arrepentiré.
Bryan Diego Cortegana Orellana
Bryan Diego Cortegana Orellana
God of War es una obra maestra, por ahora para mi el mejor juego de la generación. Un juego que demuestra el potencial de la consola y la renovación de una franquicia después de muchísimos años. Los gráficos son apabullantes, el escenario es epico.