Sistema descentralizado, Blockchain, WEB 3.0 y Criptomonedas  

En nuestro mundo, como es costumbre, está en continuo cambio y la tecnología está cambiando aún más rápido. Internet demostró de inmediato una gran fuerza en el cambio social y estaba claro que esta fuerza involucraría e influiría en nuestros hábitos diarios.
Publicado el 29-03-2022 a las 18:11

En nuestro mundo, como es costumbre, está en continua transformación y la tecnología está cambiando aún más rápido. Internet demostró de inmediato una gran fuerza en el cambio social y estaba claro que esta fuerza involucraría e influiría en nuestros hábitos diarios. 

Sin embargo, también es cierto que si una revolución es un cambio, incluso el mismo cambio trae consigo diferentes transformaciones, de hecho el sistema de internet que conocí al principio, cuando compré mi primer módem, es muy diferente al de hoy y el de hoy será muy distinto al que se avecina mediante el uso de la tecnología Blockchain y los sistemas de descentralización.

El nacimiento de Internet

El primer internet que muchos llaman WEB 1.0 fue un momento de gran entusiasmo y es el momento donde nacieron nuevos profesionales y muchos entusiastas de la tecnología que vieron en este medio la posibilidad de conectarse con el mundo global sin intermediarios y sin fronteras geográficas, todo con privacidad, ya que los controles y la recopilación de datos no eran tan agresivos como el actual.

Al principio internet era utilizado por figuras profesionales del mundo de TI, en los canales de discusión se hablaba mucho de tecnología, software, hardware, etc; pero muy rápidamente empezamos a discutir de todo, para llegar solo después a pensar en internet como una herriamienta de negocios.

Recuerdo los primeros días cuando usaba sistema de búsqueda y visitaba los primeros sitios web con diseños muy simples, descubrí que detrás de una página web había un lenguaje de marcado llamado HTML, que me dejó muy sorprendido y para mí fue una gran novedad.

Fue un momento en el que todos sintieron una sensación de libertad increible, porque podías escribir, generar una página HTML, publicar, abrir un grupo de discusión, todo sin pedir permiso a nadie y sin tener que explicar el por qué. No había sensación de ser observado.

La transformación y la WEB 2.0

Lamentablemente el momento no duró mucho, como siempre sucede cuando cualquier fenómeno pasa de un estado de élite a un instrumento de uso masivo, las reglas inevitablemente cambian y el mundo entero quiere controlar totalmente el nuevo instrumento y las personas que lo utilizan. 

Por este motivo comienzan aparecer plataformas de centralización que convergen la totalidad de internet en un mismo punto que a su vez será controlado por unas pocas organizaciones. Aquí nace la WEB 2.0, dónde páginas web personales, blogs, buscadores, catálogos, etc se transforman en redes sociales, sistemas de chat, video comunicaciones, foros, uso de dispositivos móviles y navegadores.

Todo esto controlado por muy pocas organizaciones como: Facebook,  Google, Apple y Amazon. Los cuales no solo generan negocios sin precedente sino que pueden influir y controlar los hábitos de millones de usuarios sin controles verdaderamente válidos.

La gran revolución positiva que trajo la WEB 2.0 fue involucrar a una enorme cantidad de personas que,  interconectadas entre si, ha derivado las fronteras geográficas y culturales que nos encerraban a cada uno en su propia zona de confort y con poco conocimiento global, además, tener herramientas fáciles de usar sin necesidad técnica y algo super importante puesto a disposición de los navegantes gratis.

Lástima que detrás de todo "demasiado positivo y gratuito"  siempre hay un alto precio a pagar, y por desgracia ya vemos el resultado, poca socialización real entre los jóvenes, problemas de confrontación directa, pérdida de valores y mercados fundamentales (publicidad, información, comercio electrónico, etc) prácticamente monopolizados por muy pocas empresas y a su vez perteneciente a una sola naciòn, las cuales podrían utilizar este poder no solo con fines comerciaciales sino también políticos.

La nueva idea y la WEB 3.0

Y aquì, cuando piensas que todo está en declive, surge la nueva idea, una nueva luz, que te hace esperar el futuro. Muchos pensadores y filósofos del pasado argumentan que la vida y las cosas que suceden siempre tienen una forma cíclica y debo decir que después de tantos años empiezo a creerlo.

La WEB 3.0 intenta devolver la transparencia, la privacidad y la descentralización al centro de nuestras acciones. Por lo tanto, usa aplicaciones, información y dinero que no están totalmente controlados por empresas privadas u organizaciones específicas que puedan usar el poder adquirido junto a nuestros datos y nuestras acciones con fines politicos, comerciales y de manipulaciòn.

La blockchain da un gran paso en este sentido, proporcionando un sistema de almacenamiento y cálculo que una vez generado es imborrable, ya que el "bloque" no es modificable y no está controlado por una única organización, sino que se replica miles o millones de veces en ordenadores descentralizados tanto con respecto a las organizaciones pero también a las fronteras geográficas.

Esto se traduce en la imposibilidad de manipular información pasada, como por ejemplo, el periódico que borra artículos antiguos incongruentes con la situación política actual o como la manipulación de contratos para estafas notariales, y mil ejemplos más que se pueden hacer.

La blockchain también garantiza la transparencia, porque toda la informaciòn no solo es inalterable sino también es pública y todo el mundo puede comprobar su contenido en cualquier momento. Además, incluso si la información es pública, los autores pueden ser anónimos y proteger su privacidad.

Ejemplos de una aplicación Blockchain

El primer ejemplo que todos conocemos es el sistema de pago y una moneda que no está controlada por ningún gobierno y que respeta la privacidad de los usuarios.

No utiliza intermediarios y no se requieren autorizaciones con sistemas especiales para intercambiar valor con personas en paises del exterior. El mayor ejemplo son las criptomonedas y el Bitcoin que continuan teniendo un éxito constante durante los últimos años.

Otro ejemplo puede ser los sistemas de votación politica, donde el cálculo de los votos es público y todos pueden comprobar si el voto indicado coincide con su propia identidad (mediante la clave privada). Obtenemos resultados inmediatos sin urnas y con seguridad de inmutabilidad de datos y verificación encriptada de forma inmediata.

Conclusión

Muchos economistas y figuras destacadas de esta industria dicen continuamente que el sistema de criptomonedas y la tecnología blockchain "han venido a este mundo para quedarse", sin importar los problemas que enfrentarán o los intentos futuros de detener esta tecnología, de una forma u otra, esto será la tecnología que cambiará nuestros hábitos.

En este artículo he querido introducir esta nueva tecnología sin entrar mucho en detalles pero mostrar las principales aplicaciones online y las características que cambiarán nuestro modo de pensar. En los próximos artículos intentaré entrar más en detalle en distintos aspectos que se usan en la tecnología blockchain y su descentralización con ejemplos de aplicaciones disponibles hoy en día.

Aviso sobre este articulo

El español no es mi idioma nativo, traté de escribir con la esperanza de que no haya cometido demasiados errores. Espero que no te molestes si encuentras cualquier error, voy a mejorar con el tiempo y con los artículos futuros. Cualquier comentario es bienvenido.

Comentarios
Adrián Pedro López Meza
Adrián Pedro López Meza
Mantener registros de información y transacciones es una parte fundamental de las empresas. A menudo, esta información se maneja internamente o es gestionada por un tercero como agentes financieros, bancos o abogados. Aquel proceso implica una pérdida de tiempo y dinero para cualquier compañía. Es ahí donde interviene la cadena de bloques, la cual evita todo este proceso.
Norberto Alejandro Ramos Paico
Norberto Alejandro Ramos Paico
Bitcoin permite mantener la resistencia a censura y la inmutabilidad, eliminando la necesidad de tener que confiar en un ente central. Con Bitcoin se distribuye la confianza entre muchos entes, posibilitando un dinero descentralizado gestionado también de forma descentralizada.