La corrupción no es obligatoria
por Marcos Enciso Funes · publicado el 25 Marzo 2017 · actualizado el 23 Junio 2017

Se encuentra incrustada en la parte interna de la sociedad, convirtiéndose en el problema nocivo más duro de la endeble política del Perú y del mundo donde las reglas sociales han descendido. Muchos integrantes de la sociedad no sienten que las instituciones democráticas sean los medios para poder alcanzar sus propios objetivos y los comunes, sobre todo cuando la corrupción pervierte y aleja del bien común.

La corrupción

Sin sentir el respaldo institucional, la confianza se diluye con el control y la predictibilidad al futuro. La corrupción hasta hoy es una fuerte calamidad, nos deshumaniza, nos lleva a otra parte, cada vez más lejos de lo que somos en esencia, hace que nos confundamos a dónde vamos porque en un espíritu corrompido, no cabe el honor, decía Tácito.

Haber sido desde un inicio parte de esta sociedad hace que nos sea difícil detectar un acto de corrupción. Según la RAE, corrupción es la acción y efecto de corromperse. Así pues, corromper es hacer que algo que se deteriore, pervertir o sobornar a alguien con dádivas o de otra manera. Es echar a perder, depravar, dañar o pudrir algo. Algo similar a lo dicho por el Banco Mundial: Es el abuso de la función pública en beneficio privado.

Época de la colonia

Se dice que llegó en la época de la colonia, por quienes tocaron nuestro suelo diciendo que tenían los mismos poderes del Rey, cometiendo abusos sin ser el Rey. Anterior a ello no se tiene registro, quizás porque la corrupción estuvo frenada por el principio incaico: Ama Llulla (No seas mentiroso) Ama Quea (No seas flojo) Ama Sua (No seas ladrón), que basado en valores morales incaicos pudo haber sido controlado a manera de prevención de acuerdo a los valores éticos de su justicia imperial.

Al pasar el tiempo de la colonia, la corrupción se hizo conocer como la peste y sobre todo cuando el Perú se convirtió en república demolió las esferas militares y políticas. Mientras se iban haciendo más fuertes las distinciones entre los peruanos creando diferencias marcadas los unos contra los otros, también crecía el afán de enfocarse solo a intereses particulares y por lo tanto en la corrupción con sus infinitos disfraces.

El beneficio para uno mismo se hizo cada vez más presente en la sociedad en desmedro del beneficio para los demás. Recibir algo de manera rápida en pro del beneficio personal puede ser “normal” en la sociedad del compadrazgo y el padrinazgo, con el tarjetazo que un empelado público se adjudique bienes o cosas, yendo en contra de la sociedad que cae en la resignación de que no se puede hacer nada en su contra. La desesperanza es el principal problema para poder arrancarla.

Efectos de la corrupción

Existen investigaciones que demuestran efectos psicosociológicos de la corrupción, la pérdida de la solidaridad social es una de ellas, el egoísmo se hace colectivo y rompe los eslabones de la unión entre las personas. El importante “beneficio para todos” deja de ser un interés común, reduciéndose tan solo al interés de uno solo o unos cuantos.

Que lo individual sea más preponderante que lo general, crea un peligro para la cohesión social, se debilitan los lazos con los valores y expectativas comunes de la sociedad. Asimismo, cuando se es menos consciente de que formamos una colectividad, la solidaridad se ve trastocada y empieza a dejar de funcionar, según afirma el sociólogo francés Durkheim, como resultado de sus investigaciones.

Es el momento preciso en que la corrupción toma fuerza. Los que se encuentran en posiciones públicas y elegidas, tienen la oportunidad de actuar debido a que pueden ser protegidos e inmunes por el propio sistema. Ese sistema que va debilitando la estructura de una sociedad, que poco a poco va rompiendo el autocontrol, va llenando de desesperanza a aquellos muchos que no pueden acceder a las riquezas que solo algunos pocos la tienen. Las casas, autos, viajes y joyas son las metas para una organización económica difícil de manejar, donde todo tiene un precio.

Distanciamiento

Es así que, la corrupción agranda más la brecha entre la riqueza y la pobreza que sobretodo se ensaña con ésta última. Muchos de los recursos son desviados o retenidos por la corrupción, disminuyendo el desarrollo de los más necesitados y golpeando en su calidad de vida. Con la sociedad en problemas, la esperanza de las personas se reduce. Este distanciamiento, provoca una separación para los temas públicos de personas con marcados valores, un desaliento para aquellos que no desean entrar a la estructura de la corrupción.

Parece ser que se ha caído en la pérdida de la sensibilidad social entre los encargados de velar por la justicia, al haber perdido terreno en su función de regular y garantizar el cumplimiento de las leyes y no sancionar rigurosamente a quien la trasgrede. Los medios masivos trabajan presionados, muchos periodistas son agobiados mientras que otros caen en las redes corruptas. El mundo cambia y la gente intenta acomodarse al cambio, pero hasta que se acomode se desestabiliza. La familia, la religión, los clubes sociales, ayudan a que las personas se integren pero no es suficiente.

La moral, lo útil y lo inútil

Como parte de la conducta humana, la corrupción es estudiada también desde el punto de vista de la acción moral. Manuel Guerrero, estudioso colombiano, afirma que los valores morales entran en conflicto cuando se presenta una situación corrupta, tal disyuntiva hace que las personas prefieran su beneficio personal antes que el de todos los demás, así éste se encuentre incluido en el grupo de los todos.

Tener mayor valor moral requiere un mayor nivel de abstracción en cada persona. Para poder llegar a este nivel, es necesario reconocer que el beneficio común a largo plazo es mejor que el beneficio individual a corto plazo, simplemente por su perdurabilidad en la vida. Sin embargo, es algo que todavía no está bien conformado por los que cometen corrupción.

Asimismo, afirma que estas personas no toman conciencia de haber cometido un acto negativo de corrupción, su capacidad de sentir no se ve afectada como cuando hacen algo malo. Es decir, al no verlo como un problema moral, su sensibilidad no se ve afectada por la culpa. Por lo tanto, si una situación no es analizada desde un punto de vista moral, la decisión va a ser cortoplacista, rápida y directa con escasa moral, por lo que puede provocar transcurso de la desaparición de una nación.

Por otro lado, científicos del University College de Londres, evidenciaron que las personas que cometen nuevas y pequeñas transgresiones, manifiestan una disminución en la reacción negativa del cerebro emocional. Es decir, el cerebro se prepara poco a poco para delinquir.

Una pequeña mentira o un pequeño robo predisponen para poder efectuar el siguiente debilitando la incomodidad natural que nos producen los comportamientos deshonestos. Parecido al efecto de las drogas, caer en la tentación, hará que la suma de pequeños robos progresivos conlleve a cometer delitos más graves.

Algunas consecuencias de la corrupción

Ciertos estudios coinciden en las consecuencias que nombraré a continuación, destacando los mencionados por Alejandro Ferreyro en la Conferencia Anticorrupción Internacional en Octubre de 1999:

  • Deterioro de la moral social, creando resentimiento y marginación.
  • Se despliega una percepción irreal del mercado.
  • Crea desconfianza por la proliferación supuesta de las personas deshonestas.
  • Afianza la creencia del lucro fácil e ilícito.
  • Ahuyenta a los inversionistas bajo la etiqueta de “país en riesgo”.
  • Incrementa el precio final del consumidor.
  • El bien colectivo se convierte en solo recibir un premio del patrón o del jefe.
  • Cuando aumenta la corrupción, se gasta inefectivamente en salud y en educación.
  • Se descarta el verdadero trabajo profesional, siendo suplantado por los compadrazgos y las conveniencias más personales que colectivas.

La corrupción también es débil

Por ello que es necesario que se pronuncien los medios de comunicación, que cada vez más sea interés público como por medio de las redes sociales. El poder identificar en que parte de la sociedad se ha estructurado la corrupción será un paso para salir de ella. Estar atentos a nuestro comportamiento sobre cualquier acto deshonesto, será más probable que los niños aprendan a no empezar a cometer pequeños actos que posiblemente los conviertan en grandes corruptos.

Mientras existan más personas que saquen a la luz los actos nocivos de la corrupción, está perderá en algo el piso de su consistencia. La experiencia dice que cada vez que se ha librado mayor fuerza contra la corrupción, es porque se ha reaccionado a un escándalo. La comunidad o alguna prensa, alerta a las pasivas autoridades que se ven obligadas a actuar con las herramientas que tienen para actuar. Asimismo, dichas entidades públicas podrían actuar mejor si tuviesen un sistema más parecido a los mecanismos de las empresas privadas con cargos y objetivos para crecer.

Conclusión

La transparencia debe ser más fuerte que el ocultamiento de información autoritaria y sobre cualquier partido político. Estar convencidos de que se puede prevenir, detectar y sancionar la corrupción es una inversión que la hará débil. A más expectativas de descubrir que hay debajo del manto corrupto para su adecuado juzgamiento, mayor será su derrota.

4 Comentarios

  1. HISTORIA DE LA CORRUPCION EN EL PERU. Los sistemas de control No existe hasta muy avanzada la República Desde que San Martín advirtió que el Perú podría ser devorado por la anarquía, el caos y la corrupción, pasaron a ser un estilo de vida. A tal punto que hasta se rinde honores a ladrones y traidores, que traficaron con la Hacienda Pública: Con los territorios cedidos, el salitre, el guano, el caucho, el petróleo, las minas (oro, plata), la pesca, el gas, el contrabando y terminando con el entreguismo económico.

    La gran TRAGEDIA PERUANA: la corrupción y el entreguismo anti patria. Signos y características de las clases que, inmerecidamente, fundaron la república. Los que lucharon, aportaron con humildad, se martirizaron en los campos de batalla por la Independencia, fueron los grandes ausentes en los negociados y repartija de recursos.

    El liberalismo instauro el ENCUBRIMIENTO. Prosperan porque todos los crímenes transnacionales organizados simplemente comienzan con la corrupción.(Odebrecht) Aun cuando encarcelaron a Montesinos y Fujimori la violencia y la corrupción están peor que antes, paso de ser algo político a organizaciones criminales mundiales que han aumentado su poder gracias al contrabando y la impunidad.

    El contrabando es lo que más daño causa a las economías de los países que no cuentas con los sistemas de control adecuados y a la vez la ULTRA DERECHA VIOLENTISTA busca controlarlo para usarlo como arma para perpetuarse en el poder.

  2. Hay una historia de la corrupción en nuestro Perú, y esta continua, "evoluciona" para las inteligencias múltiples del sistema estatal, de los que trabajan y los que brindan servicios al Estado; son una unidad y poca lucha de contrarios, se ensancha la cara a los beneficiarios en cada gobierno vía este sistema "legal" de la corrupción, es real, es civilizada, es progresista ...para ellos....los corruptos, los felices del sistema y su super estructura, fortalecida con la miseria humana de sus ciudadanos.

  3. Muy buen tema elegido, la corrupción es el gran enemigo mundial de la justicia social.

  4. La corrupción tiene un fuerte impacto negativo sobre el desarrollo. Además de consideraciones de ética pública, la corrupción desincentiva la iniciativa privada y reduce los recursos públicos disponibles.

compartir