Jinbe, el Caballero del Mar 

One Piece y su protagonista pueden ser bastante infantiles, bastante ridículos y absurdos, pero eventualmente también pueden tener sus contenidos de madurez.
Renzo Gabriel Rojas Ballesteros
Publicado el 13-03-2024 a las 00:15

One Piece y su protagonista pueden ser bastante infantiles, bastante ridículos y absurdos, pero eventualmente también pueden tener sus contenidos de madurez. Se trata de una obra que llega a tocar más de una vez temas políticos, sociales, culturales y hasta raciales.

Y tal vez sea por eso, que Jinbe sea el miembro más maduro y serio de la tripulación de los Mugiwara, a la par que posee el sueño más difícil, realista y a la vez fantasioso de todo el grupo: un mundo con igualdad y sin discriminación.

Pasado

Jinbe nació y creció en los barrios pobres de la Isla Tritón, la isla que se halla a la mitad exacta de la extensión de la Gran Ruta Marina, por lo que siempre era visitado por piratas. Se ubica exactamente debajo del Mariejoa y el Archipiélago Shabondy, lugares donde es común la esclavitud.

Pese a que los tritones comunes eran diez veces más fuertes que los humanos promedio, estos últimos los superaban en número y en poder militar. Hace doscientos años los humanos habían considerado a los tritones como iguales y prohibieron la esclavitud, pero nada de eso impidió que siguieran siendo discriminados, pues el tratado no hacía que automáticamente los humanos los consideraran personas o consideren iguales, menos aún que se detuviera la esclavitud que era, dando paso a la esclavitud, la cual, pese a su prohibición, era constante y hasta defendida en Mariejoa y el Archipiélago Shabondy. La situación relatada fue el contexto lleno de odio y discriminación en el cual creció Jinbe.

Desde pequeño, Jinbe empezó a entrenar el Karate Tritón alcanzando tal fortaleza que fue llamado a formar parte de la Guardia Real de su nación. Pese al, progreso personal, sentía odio por los humanos y se sentía insatisfecho por la forma en que su rey manejaba la situación de su pueblo.

Fue en esta etapa de su vida en que se reencontró con un viejo amigo de la infancia, Fisher Tiger, un tritón aventurero. Su amigo le dijo que haría algo nunca antes concebido: liberar a los esclavos de Mariejoa y formar una tripulación pirata con los tritones que liberase.

Luego de que se pudieron concretar las intenciones de Fisher Tiger, muchos tritones de los barrios pobres se sintieron inspirados y se unieron a la tripulación de los Piratas del Sol. Incluyendo a Jinbe y a Arlong, quienes se consideraban como hermanos. La insignia de esta tripulación era la marca del sol, que cubría la marca de esclavitud y hacía indistinguibles a los miembros de la tripulación.

Fisher Tiger guiaba a su tripulación pirata como un grupo de libertadores que se oponían al gobierno, pero siempre procurando no matar humanos, evitando que se perpetue mucho la infamia y odio hacia los tritones. Pese a sus buenas intenciones iniciales, los Piratas del Sol llegaron a ser bastante infames y sin querer, empeoraron la reputación de su raza.

Para Jinbe y Arlong, nada de esto era importante, llegando a convertirse en seres extremadamente temperamentales y violentos, sin decir que odiaban más a los humanos.

Un punto de quiebre, y a partir del cual todo cambió, ocurrió cuando tuvieron la encomienda de llevar a una niña humana llamada Koala a su familia, la cual también fue una esclava.

Fue esta niña algo que afectó a los Piratas del Sol, ya que pudieron sentir empatía por un humano, a la par de entender que tanto su odio como discriminación y esclavitud no se limitaban a ellos, sino incluso entre los propios humanos.

Lamentablemente, Fisher Tiger fue traicionado por la familia y el pueblo de Koala, quienes lo reportaron a la Marina. Su tripulación asaltó un barco de la Marina, todo para conseguir sangre para una transfusión, pero el capitán se negó. Fue en sus últimos instantes de vida en que Tiger reveló sus orígenes y motivaciones: en sus viajes acabó siendo esclavizado, lo que lo motivo a liberar a los esclavos, y aunque quería la igualdad, no podía aceptar sangre de personas llenas de odio a su gente.

Mientras moría, Tiger expresó cierto arrepentimiento por haber ocasionado que la reputación de los tritones empeorara por su culpa… y fue así que Tiger se despidió de la vida. Es en esta circunstancia de reflexión que Jinbe llegó a entender sus convicciones y valores, heredando su voluntad.

A partir de esta experiencia es que Jinbe se convirtió en el capitán, y llegó a ser tan famoso que le fue ofrecido el puesto de Shichibukai, con lo cual les serían perdonado los crímenes y podría, dar una mejor reputación a su raza y lograr ser más cercano tanto a la Marina como al Gobierno Mundial.

Fue en este marco que pudo establecer entre algunas condiciones, la liberación de a Arlong de Impel Down, pese a que no sabría el sufrimiento que este causaría posteriormente en el East Blue.

Fue años más tarde, en que sucedería el momento más crucial en la vida de Jinbe. La Marina planeaba iniciar una guerra en contra de Barba Blanca, un Yonko, pero Jinbe mantenía una profunda amistad y cercanía con este pirata; principalmente debido a que reclamó la Isla Tritón como su territorio y esto reducía la piratería. Cuando Jinbe se opuso firmemente a los planes de la Marina, fue encerrado en Impel Down, junto al propio Portgas D. Ace.

Conociendo a Luffy

Jinbe estaba en prisión, impotente e incapaz de intervenir en la guerra. Estaba resignado y no tenía esperanza… fue entonces que llegó a él un personaje inesperado, alguien que hizo una hazaña similar a Fisher Tiger liberando los esclavos. Se trataba de alguien tan loco como para golpear a un Tenryuubito e irrumpir solo en Impel Down y llegar al Nivel 6, solo para rescatar a una persona.

Era Monkey D. Luffy, un muchacho de 17 años que había conformado un ejército de prisioneros y había alcanzado logros imposibles. Impresionado por su logro y propósitos, Jinbe suplicó que lo libere para posteriormente ayudarlo. Luffy aceptó y juntos lograron no solo hacer la fuga más grande de Impel Down, sino que llegaron justo a tiempo para unirse a la guerra de Marineford.

Fue en este evento que Jinbe pudo contemplar el carisma, la convicción, el valor y la fuerza de Luffy. Actuando como un igual con el propio Barba Blanca y siendo capaz de liberar a Ace, aunque al final, Ace acabó sacrificándose para salvar a Luffy. Fue luego de todo el desgaste físico y mental, que el joven entró en shock y fue protegidos por todos sus aliados, sobre todo por el mismo Jinbe.

Luego de culminada la guerra, Jinbe se constituyó como el más grande apoyo emocional para Luffy, llegando a hacerlo entender que aún le quedaban muchas cosas por vivir, pero por sobre todas ellas, sus amigos. Posterior a ello, la Isla Tritón se volvió el territorio del Yonkou Big Mom, y los Piratas del Sol se volvieron sus aliados, siendo una relación bastante complicada.

Big Mom tenía ideales de igualdad y de que todas las razas vivieran juntas, algo próximo a lo que Jinbe deseaba. El problema es que ella se imponía sobre todos y era excesivamente controladora, cobraba impuestos y era cruel ante quienes se oponían o tardaban en darle lo que quisiera. A tal punto llegó su crueldad, que incluso llegó a abusar y a asesinar a algunos de sus propios hijos.

El arco de la Isla Tritón, sería una parte sumamente importante, ya que ahí se establecerían las bases más formales de Jinbe como miembro de la tripulación de los Mugiwara. En este momento sería donde el tritón pediría la ayuda al propio Luffy para evitar una guerra civil.

Pese a todo, tal vez el mejor momento entre los dos amigos no fue la batalla que emprendieron, sino cómo Jinbe le donó sangre al propio Luffy, mostrando un vínculo de hermandad e igualdad entre los dos, mientras el joven capitán le ofrecía unirse a él.

La presencia de Luffy en la Isla Tritón fue sumamente breve, pero su impacto fue extremadamente grande. Jinbe pudo notar como podía cambiar el mundo, cómo estaba destinado a hacer algo grande. Luffy pudo entablar una gran amistad de igual con civiles y con la realeza.

Pudo ser un héroe en un día y volverse una figura de moda entre los jóvenes, haciendo popular los Sombreros de Paja. Por si fuera poco, el propio Luffy arregló un conflicto con Big Mom, a la par que le declaró la guerra y dijo que reclamaría la Isla Tritón como su territorio.

Finalizando de este arco, Jinbe no llegó a unirse a Luffy, debido a que mantenía responsabilidades con su tripulación y con Big Mom. Los amigos se reencuentran en Whole Cake, donde Jinbe declara sus intenciones a su tripulación y formalmente renuncia a Big Mom.

La enfurecida Yonko usó su Fruta del Diablo para reclamar su alma y la de su tripulación, sin embargo, una de las condiciones para hacerlo era que su objetivo debía sentir miedo. Pero esto no ocurrió, aunque estuviera enfrente a la mujer más fuerte del planeta, y a que conocía sus poderes y estando parado en medio del territorio de Big Mom, Jinbe no sintió ni la más mínima pizca de miedo.

Fue entonces que Jinbe explicó que iba a unirse a la tripulación de Luffy, quien ya le declaró la guerra, aparte que este declaraba y se considerado como el futuro Rey de los Piratas, y tanto su capitán como él, no podían sentir miedo ante un simple Yonko. Naturalmente, no solo iban a ser sus enemigos, sino que su capitán intencionalmente iba a ordenar enfrentarlos y superarlos.

Posteriormente a estos acontecimientos, Jinbe se unió formalmente a la tripulación de los Mugiwara.

Habilidades

Jinbe es un tritón, por lo que es capaz de respirar bajo el agua y es mucho más fuerte en este medio. Posee la habilidad de comunicarse con tiburones ballena, una inmensa fuerza, la cual fue reconocida con su rango de Shichibukai. También es un muy hábil guerrero del Karate Tritón, la cual es potenciada y le brinda una gran destreza en la lucha en el medio acuático.

Cabe comentar acerca del fuerte Haki de Armadura y Observación de Jinbe, lo cual lo sitúa como un guerrero que puede rivalizar con Zoro y Sanji, habiendo llegado a superar al segundo en cuanto al monto de recompensa que se ofrecía por su captura.

Por si fuera poco, quedó demostrado que tiene una magnífica habilidad como timonel, llegando a usar un barco entero para surfear en medio de olas titánicas.

Finalmente, Jinbe ha demostrado, en más de una ocasión, conocer sobre historia, política y temas actuales o su relevancia. Así mismo, es una figura diplomática y con habilidades en la política, ya sea en el entorno de gobiernos como entre los piratas.

Personalidad

Jinbe es de los personajes más serios, racionales, educados y calmados de todo el mundo. Se puede decir que es un guerrero disciplinado, quien ha desarrollado una fortaleza mental que le impide sentir ni siquiera la más mínima pizca de miedo ante un Yonko.

Pese a su fuerza, fama, estatus, influencia y prestigio, nunca ha mostrado arrogancia, nunca ha presumido o abusado de sus cualidades, más bien, siempre ha expresado una nobleza extremadamente poco común y ha mostrado ser increíblemente considerado.

Todo lo que ha dicho, ha hecho y hará, tiene que ver con aquellos que lo rodean. Ya sea su tierra natal, su tripulación o incluso si se trata de un pirata al que le deba un favor.

Pese a toda esta seriedad en Jinbe, el personaje llega a cambiar con el tiempo. Desde joven afrontó la dificultad, el odio y la discriminación, y desde la muerte de Fisher Tiger ha vivido como alguien que lleva una gigantesca responsabilidad sobre sus hombros y que solo vive por los demás.

En cierto grado, se puede decir que no ha sido muy feliz… hasta que conoció a Luffy. Desde entonces ha disminuido el peso en sus hombros, ha tenido menos preocupaciones y responsabilidades, e incluso ha sonreído y reído cada vez con mayor frecuencia.

Además que Luffy le ayudó a empezar a cumplir su sueño de la aceptación e igualdad. Por si fuera poco, no solo se siente aceptado entre los Mugiwara, sino que todos son iguales, además de incluso más raros que él, y quiere genuinamente pasar más tiempo con ellos.

Opiniones

Jinbe representa un nuevo ritmo presente en la obra. Su unión a los Mugiwara fue algo distinta al reclutamiento promedio, pero encaja perfectamente con sus actitudes responsables. Personalmente, este artículo me hizo analizarlo y ahora me gusta bastante como personaje.

Es alguien que exuda bastante madurez, sensatez, responsabilidad y cortesía, un auténtico caballero de los mares. A la par de ser un magnífico personaje que habla sobre temas reales como la esclavitud, la discriminación y la raza, a la par de la difícil realidad diaria de aquellos que deben vivir con estos estigmas, problemas y responsabilidades a lo largo de su vida.

Jinbe es el adulto, no solo en la tripulación, sino también en nosotros, los lectores. Representa cómo es que tenemos responsabilidades en la vida real tenemos, el cómo vivimos por otros, el cómo no somos libres y tenemos cierta depresión por esta realidad.

Muchos vivimos bajo estigmas raciales, culturales o internacionales… pero podemos tener la suerte de conocer a Luffy, un tipo infantil a quien no le importa la política o el estatus, es un pirata… es un ser libre, cuya única meta es ser el hombre más libre del mundo. Y no le importa tu etnia, Luffy tiene un reno mutante como doctor, un ciborg como carpintero y un esqueleto parlante con afro como músico.

Jinbe pudo apreciar cómo un simple muchacho pudo tener el carisma suficiente para lograr que sus rivales y enemigos se hagan sus amigos, para borrar las fronteras. Incluso con tanta fuerza, no le interesa ser un gobernante o un héroe. Dónde Luffy va, la gente es más libre y más feliz.

Comentarios
Francisco Fabian Vega Hilario
Francisco Fabian Vega Hilario
Jinbe, de One Piece, es un personaje fascinante y complejo. Su lealtad, fuerza y sabiduría lo hacen un aliado invaluable para Luffy y la tripulación del Sombrero de Paja. Como un ex Shichibukai y un poderoso guerrero del mar, su compromiso con la justicia y su sueño de promover la paz entre humanos y hombres-pez destacan su nobleza.