La ciencia de la felicidad (primera parte)
por Miguel Salcedo · publicado el 20 Febrero 2017 · actualizado el 23 Junio 2017

Resulta curioso que a muchas personas, cuando les preguntas respecto a que es lo quieren en su vida, estas responden “Ser feliz”. ¿Se puede alcanzar la felicidad? ¿Es un camino o una meta? ¿Cómo podemos ser felices? ¿El dinero compra la felicidad? Estas preguntas son las que nos hacemos frecuentemente con el fin de encontrar un sentido a nuestra existencia y lo que queremos ser a lo largo de nuestra vida.

Introducción

La felicidad es estudiada por una rama de la psicología (Psicología Positiva), ésta se encarga del estudio de la virtud humana y todos los aspectos positivos en ella (felicidad, amor, compasión, perdón, etc.). Si bien ésta ciencia tiene apenas poco más de un par de décadas de existencia, el impacto que ha tenido desde su aparición hasta nuestros días, ha sido sorprendente. Como toda ciencia moderna, tuvo que someterse a cuestionamientos de estudiosos e investigadores respecto a la inexactitud de la medición de sus objetos de estudio. ¿Cómo puede medirse la felicidad? De la misma manera en que se miden “las enfermedades mentales” como la depresión.

Nueva Delhi vs New York

En una encuesta realizada a un indio de condición socio-económica muy baja (considerado como pobre extremo) que habita en los suburbios de Nueva Delhi, que trabaja movilizando a la gente en su “Rickshaw” (Transporte característico en la India), se hallaron evidencias que muestran que este individuo puede llegar a ser tan feliz como un norteamericano de clase media. ¿Por qué ocurre? Se preguntarán muchos.

Estudiosos en este campo de conocimiento, consideran que todos los seres humanos venimos al mundo con un nivel de felicidad determinada, es decir, que nuestra felicidad total, está compuesto en un 50% por este nivel, la llamada carga genética inicial de la felicidad. Por otra parte nuestras circunstancias, cómo en que trabajamos, cuánto dinero tenemos, nuestra salud, todo este contenido solo compone un 10% del total.

Y el otro 40% está compuesto por un conjunto de actividades deliberadas, en otras palabras, cosas que podemos hacer habitualmente para ser felices: Compartir tiempo con los amigos, correr por las mañanas, practicar algún deporte por el simple hecho de realizar actividad física, trabajar en la profesión o actividad que a la persona le apasiona, viajar, tener contacto con la naturaleza o simplemente contemplarla, etc.

Aspectos biológicos

En términos, biológicos innumerables estudios señalan que la dopamina es uno de los principales neurotransmisores del cerebro, responsables de las sensaciones de placer y felicidad. ¿Por qué ser felices? Se ha demostrado que estos neurotransmisores no se regeneran y a que a partir de las adolescencia se van perdiendo de a pocos. A raíz de esto aparece la siguiente frase respecto a la dopamina: “Úsalo o piérdelo”. Si no valoramos lo que nos rodea (familia, amigos, pareja, naturaleza, la actividad que nos apasiona) y no somos conscientes de la importancia de cultivar la felicidad, cuando pensemos en hacerlo, puede ser muy tarde. Se feliz ahora, no mañana.

Actividad física

La idea para ser felices, es realzar actividades que liberen dopamina, pero, ¿Cuáles son esas actividades? Científicos demuestran que la mejor manera de liberar dopamina, curiosamente, es la de realizar alguna actividad física, especialmente, si lo realizas de manera voluntaria y original, es decir, porque produce un gusto y placer. Además del placer en sí que genera el ejercicio o actividad física, (deportiva, artística, bailar, actuar, etc.) actúa como una moratoria psíquica en el que olvidamos las preocupaciones y problemas del día para encarnamos con lo que más nos gusta hacer.

Mihaly Csikszentmihalyi

Existe otro componente que puede incrementar la felicidad, llamado “flow”. Es un término acuñado por el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi en la creación de su “Teoría del flujo” que refiere al estado emocional positivo y de excelencia óptima que el sujeto espera al encontrarse totalmente implicado en la actividad realizada.

Sienten control sobre sus acciones y experimentan sensación de júbilo y satisfacción, en otras palabras el “flujo” es aquella sensación de placer y de gusto motivados por nada externo (dinero, reconocimiento, etc.) sino, por la actividad en si misma. Te sientes realizado por hacer algo bien y sientes que nada más importa. El “flow” puede ocurrir en cualquier parte en la intimidad, en la familia, en el trabajo,

Daniel Gilbert

Este psicólogo norteamericano afirma que mucho de lo que creemos sobre las causas de la felicidad, es sencillamente falso. La gente sobreestima el impacto que las situaciones positivas o negativas tendrás más adelante en sus vidas. Creen que si les pasan algo bueno estarán en éxtasis y la alegría les durará una larga temporada, de hecho están extasiados pero la alegría dura poco.

En contraste, piensan que si les pasa algo malo, como romper con su pareja, perder un partido de fútbol o quedarse sin trabajo, estarán destrozados por un largo periodo de tiempo. Pero, realmente esa sensación dura muy poco. Está demostrado que las personas lo hacen muy bien cuando las cosas van realmente mal.

Richard Davidson

Respecto a la adversidad, Richard Davidson psicólogo estadounidense, menciona que existe una sensación general respecto a que toda adversidad es mala, por el contrario, gracias a ella y a situaciones difíciles es que aparece un mecanismo que nos permite estabilizarnos ante una situación complicada o de desgracia.

Uno de los ingredientes claves de la felicidad es la capacidad de recuperarse de la adversidad con mayor rapidez, lo cual no quiere decir que las personas que son felices no respondan ante la adversidad, sino que tienen mayor capacidad de estabilizarse, a este mecanismo se le denomina resiliencia: Capacidad del ser humano de reponerse ante una estación adversidad o desgracia.

Conclusión

Consideremos a la felicidad como camino y objetivo, ésta nos lleva alcanzar otras metas, tener mejores relaciones interpersonales con la familia, amigos, pareja, tener mayor compromiso social y con nuestra comunidad, conseguir dinero, tener un mejor desempeño en el trabajo, y por supuesto, ser felices.

Índice general de artículos relacionados

1 Comentario

  1. Muchos buscamos la felicidad, y supuestamente la encontramos en cosas equivocadas, la felicidad va mas allá de del dinero y lo material!