Hazte un gran favor (segunda parte)
por Milagros Herrera Carrera · publicado el 3 Septiembre 2018 · actualizado el 3 Septiembre 2018

Hazte un gran favor, disfruta. No esperes tener dinero ni haberte casado o tener hijos para disfrutar el presente. Parece que aún seguimos en viejos esquemas los cuales no nos dejan “disfrutar” ampliamente de lo que sucede en este momento.

Detente un momento a mirar y sentir lo que acontece a tú alrededor: tienes aire para tus pulmones, el cual ingresa a ti casi sin darte cuenta pero cuando le prestas atención puedes relajarte de forma inmediata. Tienes un techo que te protege del frío o el calor, traes puesto ropa para cubrirte, tienes la dicha de leer y escribir, usas calzado, disfrutas el aroma del café, quizás estés acompañado de una buena música es decir “puedes escuchar”, hasta este momento ni siquiera has tenido que ponerte de pie para poder apreciar todo lo que tienes. No dejes pasar tu maravilloso presente por más que no hayas tenido un buen día o semana no importa, mañana tienes una nueva oportunidad con cada amanecer.

Hazte un gran favor, cuida tu salud.

La salud física y mental siempre va de la mano, no puede habitar un cuerpo sano la ausencia de buena salud mental ni viceversa. Pon atención a lo que comes y quienes te acompañan, no es lo mismo tomar alimentos por más sanos que estos sean si estas rodeados de personas tóxicas.

La hora de alimentarse debe ser un momento tan sagrado pues las emociones que experimentes le darán forma a ese alimento, es decir, puedes tomar una simple dieta de pollo pero si estás criticando o mortificado se convertirá en un veneno para tu cuerpo. Ejercítate con frecuencia, toma una rutina de deporte (caminatas, bailes, aeróbicos, etc.) y cúmplela los resultados los sentirás tanto por dentro como por fuera.

Hazte un gran favor, respeta siempre lo que dices.

Tu palabra tendrá el valor que sólo tú mismo le puedes dar. Evita promesas y compromisos cuando realmente no lo deseas, habrán circunstancias en que no podrás cumplir ante eso ofrecer las disculpas correspondientes y avisar con tiempo te hacen una persona de respeto.

Considero el poder de la palabra hablada y escrita como clave en nuestra existencia, es un tema bastante amplio y apasionante. Sé muy cuidadoso con lo que dices y ofreces, todos los días podemos prestar más atención en cómo nos expresamos y el lenguaje que utilizamos ya que tiene una gran resonancia. Cumplir con lo que ofrecemos y darle valor a nuestra palabra nos distingue pues nos hace merecedores de confianza y lealtad.

Hazte un gran favor, organiza tu vida.

Continúa con tus metas y alcanza todos tus sueños por más grandes que sean diariamente tienes nuevas oportunidades. Observa detenidamente los espacios que con frecuencia habitas como tu casa, centro de labores, tu vehículo, etc. En ocasiones pasamos el tiempo entre el desorden y el caos pues “no hay tiempo” para ordenar. El orden es la primera ley de éxito por tanto, te sugiero que empieces a organizar, levantar y desechar aquello que no usas.

El Feng Shui nos explica muy bien la importancia de no almacenar ni obstaculizar el flujo energético con objetos que ya no sirven, puedes regalarlos o dónalos, si ya están en malas condiciones deséchalos es sabido que: “cuando mueves 21 cosas de tu casa vienen 21 bendiciones”. Ábrete a recibir lo mejor que la vida tiene para ti, para esto debes darle un lugar físico ya que es simbólico para el universo.

Hazte un gran favor, descansa.

Comenté en un artículo anterior la importancia de descansar y todos los beneficios que conlleva física y mentalmente, tiempo después recibí varios mensajes de personas que para ellas es casi imposible. Analizando sus casos como muestra de una gran población, refieren el no poder detenerse pues están condicionados con la idea de “siempre se debe estar haciendo algo”, entonces cuando deseamos lo contrario generamos un sentimiento de culpa y el pensamiento está en el “debería”. Tal vez es hora de transformar esa información y permitirnos descansar cuando lo necesitemos pues no somos máquinas. Ojala podamos darnos ese permiso para hacer “nada” y disfrutar como los italianos lo llaman: Dolce far niente.

Hazte un gran favor, evita las deudas.

Escucho a la gente buscar abundancia económica y estabilidad, lo cual me parece perfecto pues todos estamos llamados a vivir en plenitud por ser hijos de la fuente ilimitada en todo. Uno de los motivos que retrasa este estado de abundancia es cuando generamos deudas, cuando utilizamos sin control los créditos y terminamos pagando una tarjeta con otra. Las deudas (así sea muy poca cantidad de dinero) retrasan el flujo de dinero que te corresponde.

Si puedes cancelarlas a tiempo realízalo siempre agradeciendo y bendiciendo ese momento, esa actitud te traerá las posibilidades de poder seguir cubriendo todo lo que necesitas. Recuerda la actitud de agradecimiento es muy poderosa, de hecho si quieres más abundancia en tu vida agradece lo que ya tienes en este momento, no importa que sea poco el universo está atento a todo lo que con amor agradeces para enviarte más.

Hazte un gran favor, ríe hasta que duela es vientre.

En la sociedad actual todavía hay quienes catalogan a las personas risueñas como “fuera de contexto o poco serias”, es como si reírse fuera sinónimo de irresponsable, malcriado, poco asertivo, etc. ¡Ríe todo lo que puedas, en cada momento! Así lograrás contagiar al resto de gente de tu alegría y ten por seguro que le alegrarás la vida a más de una persona son una sonrisa.

¿Por qué tenemos que estar serios en el autobús? ¿En las oficinas? La risa es alegría, la alegría SANA así como el AMOR cura. Estudios demuestran el poder sanador de la risa en los hospitales, principalmente en niños. Hay personas que yo llamo “magos” que tienen es don de hacer reír a los demás y con tanto amor lo llevan para sanar en hospitales, comunidades, escuelas, etc.

La risa tiene el poder de liberar millones de endorfinas que son sustancias que poseen propiedades similares a la morfina, aplacando el dolor, relajando los músculos y equilibrando el SNC. Además de estos beneficios: reduce la presión arterial por tanto previene infartos y otras enfermedades cardíacas, tiene efecto analgésico y relájate, tonifica la piel, refuerza el sistema inmunológico, ayuda en la producción de serotonina disminuyendo notablemente la ansiedad, mejora la respiración y como todo lo bueno es “gratis“.

Sabías que:

Hace más de 4000 años, en el Antiguo Imperio Chino, existían unos templos donde las personas se reunían para reírse, con el fin de encontrar un equilibrio para la salud. En culturas antiguas de tipo tribal, existía la figura del “doctor payaso“, un hechicero vestido y maquillado, que aplicaba terapias de la risa para curar guerreros enfermos.

Lo bueno y valioso es gratuito, como por ejemplo reír, abrazar, tomar la mano, mirar con ternura, amar, sonreír desde el alma, ser cortes, acariciar, besar, dar las gracias cada día, bailar sólo para ti, respirar, meditar (establecer una conexión con tu ser interior), disfrutar cualquier momento, acariciar un perro, sentir el ronroneo de un gato, oler la fragancia de las flores, acariciar las plantas, enviar pensamientos de amor los que atraviesan momentos adversos, decir lo siento, perdóname, gracias, te amo. Ahora tú puedes continuar esta lista.

Artículos relacionados

3 Comentarios

  1. Que valioso articulo, nos muestra el lado humano que debemos poner en practica en cada momento de nuestra existencia.

  2. Gran sabiduría que debemos practicar...

  3. Excelente articulo, gracias por lo compartido, tratare de poner en practica.