Día Internacional de la Alfabetización, avance y suspenso  

Desde 1967, según refiere la UNESCO, cada 8 de septiembre celebramos el Día Internacional de la Alfabetización, la cual constituye uno de los primeros pasos para lograr un mundo mejor.
Publicado el 18-09-2022 a las 17:29

Desde 1967, según refiere la UNESCO, cada 8 de septiembre celebramos el Día Internacional de la Alfabetización, la cual constituye uno de los primeros pasos para lograr un mundo mejor.

Si bien las cifras registradas anuncian una mejora progresiva y sustancial, se debe señalar que, debido a la pandemia, podremos observar un enlentecimiento en esta tasa.

Además, no podemos dejar de señalar que ciertamente existen países que evidencian mejores índices que otros, por lo que nos atrevemos a preguntarnos si es que el avance de la alfabetización no es solo el progreso de determinados países. Aquí lo revisamos.

Definiciones

La alfabetización es la capacidad que un sujeto posee para leer y escribir en una determinada lengua. Sin embargo, su significado se extiende a la habilidad que se tiene para comprender lo que se lee.

En este sentido, la alfabetización permite establecer una comunicación adecuada entre dos o más personas, siendo una competencia básica necesaria para el desarrollo de, por ejemplo, las áreas culturales y económicas, así como también las informáticas.

Historia

La lectura y la escritura en la escuela aparece en el siglo XIX como parte de una educación programada, con interés de construir un mejor ciudadano. Hasta ese entonces, la Iglesia era la encargada de adoctrinar en la fe, por lo que evidenciamos que ocurre un cambio, en el que se modifican las escuelas y los contenidos de enseñanza, dándole mayor relevancia al sentido de alfabetizar.

En el siglo XX, se comprende que tanto la escritura como la lectura forman parte de procesos cognitivos que permiten el desarrollo de la habilidad comunicativa de la lengua; sin embargo, en el actual siglo ya se discute sobre la alfabetización tecnológica.

Alfabetización marginal

Si bien, se piensa que muchas personas, por ser adultas, saben leer y escribir, la alfabetización implica además otra habilidad que es la de comprender lo que se lee. Se ha detectado, como bien discute Murillo Rojas, que muchos padres y madres de familia pertenecientes a institutos urbano-marginales de Costa Rica se encuentran en desventaja.

En este sentido, se toma en cuenta que la alfabetización debe considerarse como un aprendizaje continuo, en el que los estudiantes puedan desarrollar sus habilidades y mejorarlas a lo largo de la vida, de tal forma que estén en capacidad de responder a su contexto diario.

Se plantea, además, que la alfabetización reestructura el pensamiento y debe ser una práctica comunitaria. En las comunidades que poseen más bajos niveles de alfabetización se detectó que el conocimiento letrado era muy limitado y no formaba parte de ninguna actividad, a diferencia del conocimiento tradicional, el cual estaba implicado en actividades culturales, sociales y económicas.

Alfabetización digital

Ya inmersos en el siglo XXI, con el avance tecnológico, encontramos que la alfabetización digital, es decir, la habilidad para realizar labores en un ambiente digital, es más que necesaria.

Muchos adultos mayores se ven relegados o disminuidos en ambientes en los que se requiere el uso de tecnologías de información. Así, cuando se desea contratar para un puesto laboral se suele optar por el más joven que tiene mayor dominio sobre la tecnología digital.

No obstante, existen programas y cursos que se dedican a instruir tanto a jóvenes como a adultos en este nuevo mundo de la informática. Aunque los más jóvenes, han nacido ya en un mundo digitalizado, es relevante saber que el uso apropiado de esta tecnología es una habilidad que se puede desarrollar.

Alfabetización en el mundo

Casi la mitad de los sudafricanos viven en la pobreza extrema en Sudáfrica, muchos de ellos tienen que dejar sus estudios secundarios debido a que tienen que trabajar, a pesar de la gratuidad de los centros educativos. No obstante, estos centros carecen de bibliotecas y laboratorios y usualmente las aulas albergan demasiados estudiantes.

Mientras que, en Sudáfrica, gran cantidad de estudiantes no pueden terminar la secundaria y, por ello, solo el 15% van a la universidad; observamos otra realidad en Europa. En países como Alemania o Francia, se contempla una tasa de alfabetización del 99%.

Esto pone en manifiesto la gran disimilitud actual existente y la necesidad de enfocarnos sobre determinadas áreas. Frente a ello, Bisila Bokoko, una empresaria y activista afro europea, fundó el proyecto de Alfabetización para África, que tiene como intención compartir ideas con comunidades rurales, a través de bibliotecas sostenibles, en países como Ghana o Kenia.

Debemos dejar en claro, también, que en África no todos hablan inglés o francés, ya que existen muchas lenguas autóctonas. Es importante resaltar que muchas historias, parte de su cultura ancestral, terminan perdiéndose con las más antiguas generaciones, por lo que quizá sea necesario replantear los mecanismos con los que se da la alfabetización.

En otros continentes como en Asia central, aún hay una brecha de alfabetización entre hombres y mujeres. Aquí encontramos que 79% de hombres están alfabetizados, frente a un 62% de mujeres. La alfabetización es necesaria para optar por un puesto laboral y disminuir los indicadores de pobreza.

Alfabetización en el Perú

En el Perú, para el 2016, la tasa de analfabetismo alcanzó un porcentaje de 5,9%, eso quiere decir que el 94,1% de la población sabe leer y escribir. Además, las estadísticas nos muestran que mientras en el área urbana 94,5% de las mujeres y 98,2% de los hombres están alfabetizados, en el área rural solo 76,6% de las mujeres y 93,2% de los hombres lo están.

Los datos nos muestran las brechas significativas existentes por género aún en nuestro país y que el alfabetismo es mayor en los sectores más pobres. Así como se evidencia un mayor alfabetismo (83,8%) en población con lengua nativa como quechua o aimara.

Se debe considerar que el Perú es un país hispanohablante; sin embargo, nuestros orígenes nos remontan previos a la conquista. El Perú es un país por tradición oral, por lo que convendría poner sobre la mesa todo aquello que se deja por fuera por medio de la alfabetización (aquí abro a la discusión).

Reinventar la educación

Como hemos podido dar cuenta, la alfabetización no es solo leer y escribir, sino también comprender lo que se lee. Los sistemas educativos parecen haber dejado esto a un lado.

En el Perú, la comprensión lectora es una verdadera problemática. Observemos solo unos ejemplos: en el 2019, solo el 37,6% de alumnos de segundo de primaria comprendían lo que leían, mientras que el 14,5% de segundo grado de secundaria, lo hacían. En el 2018, en la prueba PISA, Perú obtuvo el lugar 64 de 77 países, lo que deja en claro la existencia de un déficit en esta habilidad.

Ahora bien, con la pandemia y con aproximadamente dos años tomando clases virtuales, seguramente observaremos en las próximas evaluaciones un decrecimiento en el porcentaje de comprensión lectora. Es posible que ya lo haya observado en casa o cuando envió a su hijo a la escuela. Probablemente, en su clase, existe una gran diferencia entre el alumno que ha podido practicar la actividad lectora en casa y quién no. Se necesitan nuevas políticas y planes educativos que hagan posible reinventar la educación.

Conclusiones

Si bien se ha tratado de realizar un recorrido sobre la alfabetización y sus principales problemáticas, no podemos dejar de mencionar la comprometida labor de los maestros, muchas veces sacrificada y no tomada en cuenta. Probablemente muchos de ellos, también tienen hijos en casa que deben dejar para acompañar a sus alumnos en este camino de aprendizaje.

La labor que realizan los docentes es digna de admiración, ya que acompañan en el proceso de alfabetización e instruyen incluso a los más adultos en el proceso de alfabetización digital. Ahora es necesario pensar qué es lo que nos espera próximamente con dos años sin clases presenciales. Evidentemente necesitamos una reformulación de los propósitos planteados y quizá todos podamos ayudar desde nuestro lugar, ¿tienes alguna idea de cómo reinventar la educación?

Referencias

Bataller, A., & Vallester, J. (2019). Los s retos de la alfabetización de las personas adultas. Creencias de docentes peruanos y propuestas metodológicas. Revista de docencia universitaria, 17(1), 153-165. https://riunet.upv.es/bitstream/handle/10251/123081/9758-47649-2-PB.pdf?sequence=4

Bernardo, A (1997). La Alfabetización y la mente: los contextos y las consecuencias cognitivas de la práctica de la alfabetización. https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000149336

Murillo. M. (2016). Una experiencia de alfabetización inicial de adultos en un contexto urbano-marginal: propuesta de un programa contextualizado en la institución educativa regular. Káñina, 40, 159-177. https://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2215-26362016000300159&lng=en&nrm=iso&tlng=es

Sánchez, S. (2021). Bisila Bokoko, la filántropa nacida en España que implementó modernas bibliotecas en aldeas de África. https://www.aa.com.tr/es/cultura/bisila-bokoko-la-filántropa-nacida-en-españa-que-implementó-modernas-bibliotecas-en-aldeas-de-áfrica/2254170

Wadhwa, D. (2019). Más hombres que mujeres están alfabetizados. https://blogs.worldbank.org/es/opendata/mas-hombres-que-mujeres-estan-alfabetizados

Comentarios
Mery Kiara Peralta Gomero
Mery Kiara Peralta Gomero
El objetivo de este día, es evaluar cómo ha mejorado la tasa de alfabetización de los países miembros, en pos al logró de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible.