Terapia de pareja
por Milagros Herrera Carrera · publicado el 25 Febrero 2018 · actualizado el 25 Febrero 2018

Después de haber agotado todos los recursos propios buscamos apoyo profesional ya que desde un punto de vista completamente neutral y se abren nuevas oportunidades de enfoque para las dificultades que atravesamos las personas dentro de las relaciones. No significa que esto sea un requisito indispensable, simplemente es ser conscientes que al unirse dos mundos completamente diferentes en algún momento podríamos necesitar ese apoyo.

Introducción

La terapia de pareja está basada en la relación profesional y consultantes con estricto sentido de la confidencialidad, siendo éste el soporte sólo por un tiempo ya que muchas parejas pasan por tiempo de crisis y a veces se pierden en esos conflictos sin ver mayores alternativas.

Varias personas que profesan un gran amor llegan de un periodo donde experimentan dificultades en el camino que muchas veces lo confunden y sienten que ese amor se está apagando, en ocasiones los obstáculos pueden ser demasiado complejos y es ahí cuando se busca la opinión de una persona que está completamente ajena a sus vidas.

Por tanto, la terapia de pareja consiste en el proceso terapéutico dirigido por un psicólogo capacitado en este ámbito, donde podrán encontrar, resolver y armonizar los problemas que aquejan dentro de la relación y como individuos.

Los resultados pueden ser distintos a los que la mayoría de consultantes espera. El tiempo de duración no se puede establecer dado que es completamente diferente la problemática en cada pareja, otros factores son el compromiso y las técnicas que se utilizan en sesión.

¿Por qué asistir a terapia de pareja?

Simplemente porque decido recibir todo el apoyo profesional que necesito para continuar o no la relación que estoy viviendo con determinada persona. En el pasado, hablar de visitar al psicólogo por temas de pareja resultaba algo innecesario ya que las creencias nos decía:

Somos dos personas que podemos resolver nuestras diferencias como adultos…. Sin embargo, en muchas partes de nuestro país y del mundo todavía es sostenido.

Esas reuniones terapéuticas resultan ser muy importantes ya que muchas veces nos da la posibilidad de descubrir aspectos que durante muchos años ni siquiera hubiéramos podido imaginar de nuestra pareja. Cabe señalar que en los últimos años se ha incrementado el número de personas que acuden a pedir apoyo y trabajar en pro de sus relaciones con un profesional. Esto sirve de ejemplo para las personas que nos rodean pues al ver los resultados se animan también a recibir y vivenciar un proceso terapéutico.

Los grandes logros de cualquier persona generalmente dependen de muchas manos, corazones y mentes. Walter Elias Disney

Responsabilidad Compartida

Dentro de mi práctica profesional he observado que los problemas que tienen las parejas se dividen la responsabilidad en un 50% cada uno, inclusive cuando se tratan temas de infidelidad. Nos cuesta mucho reflexionar antes de acusar, preferimos señalar con el dedo acusador a nuestra pareja antes de ver nuestras falencias, exigimos amor cuando no sabemos amarnos a nosotros mismo y éste es el punto más importante de cualquier proceso terapéutico.

Tipos de psicoterapias

En la actualidad contamos con una amplia gama de escuelas psicoterapéuticas que ofrecen diversas terapias, mencionaremos algunas: Terapia psicoanalítica, terapia cognitiva, terapia conductista, terapia humanista, terapia focalizada en las emociones, terapia estructural estratégica,  terapia cognitiva conductual, etc.

Motivo más frecuentes

Son diversas los motivos por las cuales acudimos a la consulta, dentro de las relaciones encontramos dificultades en la comunicación, incompatibilidad, falta de empatía y comprensión, infidelidad de una o ambas partes, problemas sexuales (íntimos y fisiológicos), abuso, violencia y violaciones intrafamiliares, etc.

Por otra parte, encontramos que uno de los miembros puede presentar trastornos psicóticos, esquizofrenia, trastorno mixto (ansiedad y depresión), rasgos bipolares, celotipia, depresión, adicciones, entre los más frecuentes – temas clínicos.

Resultados de la terapia

Muchas personas tienen la idea falsa que al acudir a la terapia todos sus problemas o diferencias van a ser resueltas como por arte de magia, ya que aquel profesional podrá resolver todo lo que los aqueja y los ha traído a consulta. Nada más lejos de la verdad, ya que ningún profesional puede resolver años de dificultades en pocas sesiones, esto debe ser explicado al inicio del proceso así cómo dejar en claro que los resultados no siempre serán favorables ni lo que ellos esperan, ya que en ocasiones el camino resulta ser muy sorpresivo.

La terapia debe ser trabajada con mucha dedicación, honestidad y paciencia siempre enfocadas en el bienestar individual y luego como pareja de los consultantes, es un proceso donde muchas veces se dan grandes trasformaciones y pasos importantes. Cabe mencionar que el profesional tiene una gran responsabilidad con sus pacientes.

Dentro de mi propia experiencia, he podido observar como hay parejas que en pocas sesiones pueden lograr solucionar determinados puntos que acordados inicialmente, esto se llama trabajo por objetivos. Resulta indispensable escuchar en privado a ambas partes ya que en ocasiones las versiones que se narran inicialmente son diferentes y se sienten más cómodos pudiendo comentar con más detalle su sentir (principalmente los caballeros).

Independiente de los resultados algunas personas deciden seguir llevando una terapia basada en el crecimiento personal, pues observan que necesitan mejorar ciertos aspectos de sus vidas pues comprenden el impacto que tiene en las relaciones de pareja, familiares, sociales, etc.

Es importante mencionar que firmar un papel no garantiza la seguridad de la relación, hay quienes llevan una vida en pareja solucionando sus diferencias cotidianas sin estar casadas, la decisión de tener un matrimonio legal o religioso es un acto de responsabilidad y muy personal.

Por tanto, recordemos que en las relaciones no hay tiempo de duración establecido, va a depender de muchos factores endógenos y exógenos de cada uno de los individuos en consulta debiendo ser aclarado desde el inicio.

Compromiso

Personalmente es uno de los puntos que resalto con frecuencia, pues al no contar con este compromiso real entre ambas partes de nada servirá el tiempo y dinero invertido. El beneficio es netamente para los consultantes.

Hay personas que al inicio de la terapia están muy entusiasmadas pero a medida que “van desnudando” diferentes aspectos que pueden ser muy íntimos pero necesarios, sus mecanismos de resistencia empiezan a aflorar y esto hace que abandonen el proceso.

No es ni bueno ni malo, por el contrario simplemente es que no es el momento para continuar con la terapia, esto se debe comunicar al profesional a tiempo.

Algunos puntos

  • La terapia de parejas es una oportunidad ofrecida a todas las personas que están pasando por alguna crisis o fuertes diferencias, a veces simplemente se necesita una opinión neutral para mejor, continuar o abandonar sus relaciones.
  • Hay personas que después de una terapia han resuelto seguir sus caminos de forma individual en armonía y en paz, siendo ésta la mejor decisión tomada – comentan.
  • Una de las misiones del profesional es ayudar a los consultantes a poder ver sus fortalezas internas, no se trata de darles herramientas pues resulta que esto vende mucho en la actualidad. Ningún profesional podrá darte herramientas, no existe una caja de Pandora, todo está dentro de cada uno y se trata de poder volver a sentirlas y conectar con ellas.
  • Es muy importante hacerles comprender para las personas que tienen hijos la diferencia entre: la relación de pareja y la relación de padres.

Conclusión

Para finalizar, opino que se debe poner una cuota de humor dentro de esta reunión ya que muchas veces resulta ser algo muy difícil para los consultantes. No tiene por qué verse ni sentirse así, si bien es cierto que se trataran puntos muy delicados es importante equilibrar el ambiente para que puedan sentir dicho proceso como una experiencia y a medida de lo posible disfrutarlo pues no tiene por qué verse como algo traumático.

2 Comentarios

  1. Leyendo este artículo, entro en conflicto. A mí me salvo mi relación y mi familia acudir a una terapeuta de parejas. Sí que nos sentamos varias veces a hablar, sí que conseguimos encontrar las palabras y sí que el hecho de que el sexo mejorara, nos unió más. Creo que si aún queda amor y con mucha voluntad, los problemas de pareja se superan.

  2. Ayer estuve hablando con una buena amiga, que es terapeuta y me dijo, que la terapia funciona, si ambas partes quieren. Me comentó que primero tenía que indagar los motivos que nos habían conducido a la crisis.