eMARKET PERÚ

El regreso a clases durante la pandemia 

A poco menos de 1 mes para finalizar el año escolar todavía surgen disyuntivas sobre el regreso a clases en el Perú.
Carola Romero Rosales
Publicado el 02-12-2021 a las 03:09

A poco menos de 1 mes para finalizar el año escolar todavía surgen disyuntivas sobre el regreso a clases en el Perú. Las opiniones están divididas, por un lado, colectivos defendiendo y apostando por un regreso a clases seguro, voluntario y gradual este año y, por otro lado, asociaciones que defienden la idea de tener a los chicos en casa hasta que estén vacunados y se puedan implementar completamente los centros educativos para recibir a los estudiantes.

Estadísticas mundiales

Según Unicef, “El impacto del cierre de las escuelas ha sido devastador a nivel mundial, afectando los aprendizajes, la protección y el bienestar de niños, niñas y adolescentes. La evidencia muestra que son los chicos y chicas más vulnerables quienes sufren las peores consecuencias”.

Según un estudio realizado por Minsa y UNICEF en octubre de 2020, la pandemia ha ocasionado que el 33,6% de las niñas, niños y adolescentes en Perú tengan dificultades socioemocionales.

Así mismo, Unicef ha publicado información el 18 de octubre de este año sobre el estado de reapertura de las escuelas en Latinoamérica, países como Argentina y Chile han beneficiado a sus estudiantes con la presencialidad en las aulas en un 94% y 88% respectivamente, bastante alentador para esos países que optaron con priorizar paralelamente la salud y la educación de sus estudiantes.

Por otro lado, países como Belice, Guatemala, Cuba y Perú llevan el menor porcentaje de presencialidad, con el 1%, 2%, 4% y 4.4% respectivamente.

Mitos sobre los contagios en niños

A comienzos de la pandemia cuando no se tenía información sobre el contagio, los niños eran catalogados como los propagadores del virus y los más propensos a contagiarse.

Sin embargo, esto cambió a la luz de las nuevas investigaciones y datos surgido sobre el covid-19. Ahora se sabe que el sistema inmune de los niños es mucho más rápido y eficaz que el de los adultos, por eso muestran una sintomatología muy leve o hasta asintomáticos, solo se han reportado casos de niños que han ingresado a Uci por tener complicaciones previas de salud.

Miedo al covid-19 y sistema inmunológico conductual

Sabemos que el miedo es una emoción bastante útil para el ser humano, su función básica es protegernos de situaciones amenazantes o desconocidas que nos pueden poner en peligro.

Debido al brote del coronavirus la respuesta del miedo se hizo bastante común, así como el estrés y la ansiedad; estos mecanismos nos sirvieron para mantenernos alerta y protegernos de posibles contagios, conservándonos alejados de las personas que nos pudieran infectar, mediante el resguardo en casa.

Por otro lado, muchas personas percibieron y continúan percibiendo esta cuarentena con bastante aprensión, por lo que sería importante encontrar una posible explicación ante estas conductas.

Un mecanismo que ha sido estudiado por investigadores en la Universidad de Columbia Británica en Canadá es el llamado sistema inmunológico conductual, que es explicado como un conjunto de respuestas caracterizadas por reacciones emocionales, principalmente de asco, que impediría la entrada de algún agente perjudicial para el organismo.

Este sistema inmunológico conductual, por su mismo mecanismo que incita a la prevención, muchas veces desencadena en respuestas distorsionadas sobre el ambiente social.

En mayo del 2020 la ONU expresó su preocupación por numerosas expresiones de violencia y xenofobia hacia las personas asiáticas, acusados por “traer el coronavirus” en diferentes países, así mismo uno de los relatores de la ONU manifestó que el aumento del miedo está provocando el incremento de los abusos físico y verbales contra los chinos.

Este sistema inmunológico conductual debido a la pandemia por covid-19 está demostrando su lado extremo y excesivo, conduciendo a muchas personas a las conductas de evitación, por la valoración que tienen del ambiente supuestamente contaminado por el virus.

Lo que hemos dejado de hacer y sus consecuencias

Este sistema inmunológico conductual y el miedo nos ha alejado de realizar las rutinas que eran saludables para los seres humanos, una de ellas es el retorno a los colegios.

Sabemos que el virus es una amenaza real, y lo vemos día a día por las pérdidas humanas, se han tomado las medidas necesarias, pero aún en algunos países todavía continuamos evitando lugares que al contrario de lo que se piensa, son los más beneficiosos como los colegios.

Vemos como las consecuencias psicológicas como la ansiedad y disminución de las habilidades sociales en los niños es algo latente, las consecuencias sociales como la violencia hacia los niños y la deserción escolar, así como las consecuencias en el aprendizaje de los niños es un motivo muy grande de preocupación, pero lamentablemente se avanza muy poco para resolver esta situación.

Conclusiones

Las organizaciones líderes que defienden los derechos de los niños tienen su mirada puesta en nuestro país, por la poca premura en que empiecen las clases este año.

Es preocupante que muchos colegios privados, con la suficiente capacidad e infraestructura todavía no organicen el regreso a clases inmediato. Lamentablemente al parecer hay muchos factores que confluyen en que no se pueda retornar al colegio, el miedo, la conducta evitativa y posiblemente a la coyuntura política que nos viene afectando.

Esperemos que en este poco tiempo se termine de preparar el escenario y podamos regresar a los niños y adolescentes uno de los espacios que necesitan para crecer sanamente, con el debido cuidado.

Comentarios
Susana Zulema Vera Andia
Susana Zulema Vera Andia
Responder
Por lo tanto, los padres tienen una complicada misión para lidiar con toda esta ansiedad e incertidumbre: convencer a los niños de que es seguro estar lejos de ellos, y al mismo tiempo animarlos a tener cuidado y prepararlos para ser flexibles en caso de que la situación cambie.
Jaqueline Ángela Zapata Parra
Jaqueline Ángela Zapata Parra
Responder
Cuando los niños estén completamente vacunados tendrán menor riesgo de enfermarse gravemente por COVID-19. Esto también implica menos tiempo fuera de la escuela, y más tiempo para deportes, amistades y actividades. Los cierres de escuelas fueron especialmente difíciles para los niños.
loading