eMARKET PERÚ

Billy Elliot, la importancia de los maestros 

Billy Elliot es la historia de un niño talentoso, de una familia que padece y de una sociedad que no debería parecernos muy ajena pues como la de toda época: convulsiona.
Mia Rivera
Publicado el 07-07-2022 a las 11:36

Postura de combate: «Párate con las piernas abiertas a la altura de los hombros, rodillas ligeramente dobladas, peso en los metatarsos de los pies». Casualidad o no del destino que se instalara la clase de ballet en el gimnasio donde se practicaba box.

Billy Elliot es la historia de un niño talentoso, de una familia que padece y de una sociedad que no debería parecernos muy ajena pues como la de toda época: convulsiona. Por ello, lo que les propongo es hacer un análisis de este film, pero les adelanto que habrá algunos spoilers, así que ¡iniciemos!

Contexto

Billy Elliot, un niño de 11 años, hijo de una familia de obreros, vive con su padre y su hermano. Ambos se encuentran en huelga de mineros en el condado de Durham en Inglaterra. La madre de Billy ha fallecido y vive con su abuela que parece ha perdido la memoria, pues tiende a escaparse de casa.

El padre de Billy paga para que a este le enseñen box. En el mismo gimnasio donde practica este deporte se empiezan a dictar clases de ballet. Billy no es muy bueno con los golpes, pero sí con el movimiento de piernas. Para su familia, practicar ballet es algo impensable.

No obstante, Billy se siente atraído por estas clases y se acerca para empezar a practicar. La profesora, la señora Wilkinson, se sorprende de su buen arco y rápido aprendizaje.

La historia de Billy Elliot puede ser apreciada desde múltiples enfoques. Podemos pensarla desde los problemas sociales que atraviesa una era, el mensaje que nos deja contra la masculinidad tóxica o también considerar Billy Elliot como aquella circunstancia en la que se reconoce el talento en los niños y la importancia de los vínculos extra-familiares de estos como un profesor(a) o un tutor(a).

Colgar los guantes

A veces “colgar los guantes” es necesario para dar paso a lo nuevo, es decir, a un nuevo trabajo o simplemente a una nueva actividad. Billy deja los guantes literalmente para dedicarse al ballet.

Con mucha práctica, una habilidad sorprendente y en poco tiempo llega a dominar movimientos que desconocía en su totalidad. ¿Cuántas veces estamos tan encerrados en seguir con algo solo porque llevamos los guantes ya puestos? Quizá girar la cabeza para ver qué hay en el resto del gimnasio sea el gran reto del ser humano. Salir de la caverna, lo denomina Platón.

Los vínculos que rescatan

La presencia de otro ser humano es indispensable para poder salir adelante. Así no los demuestra el film, en el que la maestra de ballet reconoce el talento de Billy y lo apoya en su formación. En la constitución psíquica de todo ser humano, la figura del otro cumple un rol esencial puesto que a través de su mirada nos brinda un sentido sobre nuestra subjetividad. En este caso, Billy sentía cierta atracción hacia el ballet, pero fue necesaria la presencia de la maestra para que este pudiera desarrollar sus habilidades.

Los maestros cumplen un rol fundamental en el desarrollo de los niños, ya que los acompañan en su formación observándolos y ayudándolos en su desempeño académico y vocacional. Billy tuvo la suerte de encontrarse con una maestra que no solo lo entrenó sino que le dio un sentido a través de una adecuada lectura de sus habilidades y potencial. Esto llevaría a Billy a desarrollar confianza en sí mismo, de tal manera que incluso fuera capaz de hacer frente a la voz machista y dictatorial de su padre.

Es entonces que la mirada dadora de sentido de la subjetividad y de la experiencia es aquello que puede “rescatar” o dar un nuevo significado a una vida. Billy no tenía futuro como boxeador, aunque su padre apostara sus 50 peniques por ello, pero sí como bailarín, pues tenía el don, era su talento.

El Cisne

No fue casualidad que el ballet se instalara en el gimnasio, al menos no para Billy, ya que le permitió desarrollar su talento, a pesar de no tener a la familia a favor de ello.

El vínculo sostenedor de la maestra fue necesario para que esto se llevara a cabo, naciendo de esta forma el cisne: brillante, fulguroso, resplandeciente.

Conclusiones

Por allí dicen que la Sra. Wilkinson era el hada buena del cuento, aunque no provenía de un mundo de fantasía, pues ciertamente buenos problemas tenía, fue quien ayudó a Billy de forma desinteresada para que este creciera. ¿Te pasó alguna vez algo similar con algún maestro?

Comentarios
Katherine Yanina Guerrero Torales
Katherine Yanina Guerrero Torales
Responder
Ha sido fantástica, una auténtica pasada, repetiría 1000 veces más. Enhorabuena a todas las personas que hacen esta obra, yo disfruté, pero a ellos se les notaba que también y eso es muy importante para que salga tan bien. Una película que nadie debe perderse.
Marilia Neyvi Najarro Ortiz
Marilia Neyvi Najarro Ortiz
Responder
Tras acabar de ver la película, a todos nos surgió la siguiente cuestión: ¿qué habría sido de Billy si no hubiese conocido la danza?, posiblemente un minero más.
loading