Vino en el Perú
por Miguel Salcedo · publicado el 9 Agosto 2017 · actualizado el 9 Agosto 2017

Hace unos días llegó un buen amigo a Lima y tuvimos la oportunidad de conversar un buen rato respecto a nuestras distanciadas vidas, desde que partió. Casi diez años en España, con una carrera profesional y una afición por los vinos poco antes vista, él había cambiado. Entre otras cosas, uno de los asuntos que con más entusiasmo tocaba, era sobre este último: vinos. Me llamó la atención la información que compartió conmigo, y por supuesto, creí conveniente investigar sobre el vino en el Perú, como una parte importante de nuestro legado e historia, así como su proceso de elaboración y algunos datos interesantes sobre esta bebida.

Un poco de historia

Es importante conocer la historia del vino en el Perú y en el contexto europeo, lugar de donde las técnicas de producción provienen. Una de las primeras apariciones del vino se produjo en Arequipa en el siglo XVI. En ese entonces, el vino solo podía ser degustado por miembros de la nobleza y aristocracia; por el contrario, su consumo se prohibía a indios y esclavos. Esta deliciosa bebida era consideraba un lujo y por tal motivo, las mayorías querían acceder a esta bebida y empezó a hacerse más comercial y evolucionar en términos de calidad.

Durante el virreinato, los viñedos en el Perú fueron creciendo y este auge era considerado como una amenaza a los productores de la península ibérica, que era el lugar de procedencia de los vinos que llegaban a Latinoamérica. Este hecho motivó a Felipe II a prohibir el comercio de la vid en el territorio peruano, si bien, esta disposición no fue acatada en su totalidad, dificultó en gran medida, el comercio y el consumo del vino. Razón, según los cronistas de la época, por la que los países del sur de esta parte del continente, en especial Argentina y Chile, tuvieron ventajas para posicionarse en el mercado y ser grandes productores, como hasta hoy.

Es importante mencionar, que en el siglo XIX ocurre un suceso que pondría en peligro la producción del vino, debido a que una plaga proveniente de América invadió los viñedos de los principales productores de esta bebida en Europa, generando una crisis que casi conlleva la desaparición del vino. Por otra parte, el siglo XX fue escenario de la industrialización del vino, los avances tecnológicos y la aplicación de nuevos procesamientos traen como resultado la mejora del vino, con lo que la producción del vino aumenta así como su calidad.

El contexto en las últimas décadas trajo influencia en el procesamiento del vino y por la aparición de la viticultura orgánica, esta tendencia conlleva a que surja un tipo de vino en el que el hombre no pueda manipular en su totalidad el desarrollo de la cepa de esta bebida. Si bien, los países del viejo continente son considerados los mayores productos del vino, esta práctica ha sido contemplada y accionada en países inimaginables, como es el caso de China, considera como una de las vitrinas más importante de esta bebida. Hoy en día, el vino es una de las bebidas que está presente en un sin fin de celebraciones, sin representar estrato o nivel socio-económico, todos los hemos probado en sus distintos tipos y presentaciones.

Elaboración del vino

La elaboración pasa por un proceso que está comprendido por diversas etapas. Sin embargo, algunas bodegas guardan algunos secretos, pero, la producción de esta bebida, por lo general, atraviesa el siguiente proceso.

  • Vendimia: es aquella fase que consiste en la cosecha de la uva. Es necesario, que en esta etapa, la uva debe mostrar un estado adecuado de maduración.
  • Despalillado: consiste en separar las uvas del resto del racimo para evitar aportar sabores o aromas amargos al producto final.
  • Estrujado: es donde las uvas son estrujadas o pisadas por maquinas. En algunas zonas del país para conservar la tradición, se realizan con los pies. El objetivo de este proceso, es extraer parte del mosto (jugo de uva).
  • Maceración: en esta etapa, mediante la manipulación de la temperatura, la uva se deja macerando durante unos días. La maceración permite que el jugo de la uva adquiera su color mediante el contacto con los hollejos (piel de la uva).
  • Fermentación: se da en los mismos depósitos donde se realiza la maceración. Aquí, el azúcar del mosto termina en convertirse en alcohol etílico. Luego, el descube, es la acción en la que se separa las partes sólidas de la uva del mosto.
  • Fermentación maloláctica: en este proceso se convierte el ácido málico en ácido láctico, por medio de bacterias que se encuentran en la uva, lo que genera que el nivel de acidez del vino disminuya y se haga más agradable.
  • Conservación: el vino se introduce en barricas de madera, dependiendo del tipo de madera, el vino adquiere, en cierta medida, una influencia aromática de diversa índole.
  • Embotellado: es aquel momento en el que se pone el vino en botellas cuidadosamente esterilizadas y en esta etapa el vino asimilará el oxígeno que se introduce en la botella cuando se tapa con el corcho.

Datos interesantes sobre el vino

En la presentación de las botellas de vino tinto, al margen de la marca, muestra nombres que aparecen en la etiqueta, tales como Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot, Petit Verdot, Tannat y Sangiovese, entre otras. Pues, estos son nombres de tipos de uva. En el vino blanco, existen variedades de uvas como Torrontés, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Chenin Blanc, etc.

Los vinos tintos, provienen de uva tinta, como lo señalamos líneas arriba (Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Malbec, etc.) y los matices oscuros y violáceos son el resultado del proceso de maceración durante varios días, en el que el hollejo tiñe el vino.

Los vinos blancos provienen de uvas blancas y tintas. Cuando se utilizan uvas tintas, durante el proceso estas no atraviesan la etapa de maceración para que mantenga su color transparente.

Por último, los vinos rosados, son de uvas de cepas tintas con poco tiempo de maceración y las tonalidades de rosado, varias según el tipo de uva y el tiempo de maceración.

Vino del Perú

Conclusión

Por último, el vino es una de las bebidas de mayor acceso, se encuentran de todos los precios, tipos y presentaciones. En el Perú se venden vinos nacionales artesanales e industriales de la parte sur del país, también de origen chileno y argentino, lo más solicitados en el continente. Tradicionalmente, el vino se bebe en situaciones y momentos especiales, un brindis para sellar un hecho importante o como un acompañante en el consumo de carnes y pescados.

Esta bebida está presente en celebraciones y se encuentra en todos los niveles sociales, cada vez más popular en los último años, según el diario el peruano el consumo de esta bebida se duplico entre el año 2005 y 2015, gracias en gran medida a la gastronomía y al papel que juega esta bebida en el paladar y como complemento de nuestros platillos nacionales.

4 Comentarios

  1. Es excelente el contenido que se muestra, como dice Miguel Angel, debemos de apreciar lo que nuestra tierra en Perú nos da, los invito a que visiten mi FanPage en Facebook @vinospe de vinos Petit Verdot en Lima, Perú

  2. Muchos estudios demuestran que el vino tinto consumido de forma moderada facilita unacorrecta circulación de la sangre en el organismo disminuyendo a su vez el riesgo de enfermedades cardiovasculares. El vino activa una enzima que favorece la eliminación de elementos tóxicos, de modo que previene daños adicionales al corazón.

  3. El Perú es el quinto exportador mundial de uvas frescas y está camino a convertirse en el segundo abastecedor de uva en el mercado chino. Tradicionalmente el consumo de vino en Perú ha estado marcado por los productos de categoría baja (65% del mercado) y de sabor muy dulce, a tono con la cultura gastronómica del país, de gustos dulces y fuertes.

  4. El vino es la tercera bebida más saludable por detrás de las aguas y zumos relacionándolo en general con la alimentación. Y cada parte del suelo peruano tiene sus cositas, y deberíamos aprender a apreciar lo nuestro por ejemplo tenemos los excelentes vides en Ica, etc.