Star Wars - Los Jedi, Falsos Sabios 

Los Jedi son una orden extremadamente famosa, pero, ¿qué tanto sabemos sobre ellos? Hoy me dedicaré a hablar sobre los guerreros compasivos, así como de aquello que los llevó a su apogeo y también a su caída.
Renzo Gabriel Rojas Ballesteros
Publicado el 01-03-2024 a las 00:36

Los Jedi son una orden famosa, pero, ¿qué tanto sabemos sobre ellos? Hoy me dedicaré a hablar sobre los guerreros compasivos, así como de aquello que los llevó a su apogeo y también a su caída.

Orígenes

Veinticinco mil años antes de la Batalla de Yavin, en el quinto planeta del sistema Tython, existía un primitivo grupo de usuarios de La Fuerza, los Je'Dai. Ellos vivían en un planeta con una profunda conexión con la fuerza, y los cuales alcanzaban a ver tres estados del todo:

La Luz, la Oscuridad y el Estado de Equilibrio. Su planeta tenía dos lunas, una con el Lado Luminoso y otra con el Lado Oscuro. Cuando uno caía mucho en un lado, iba a meditar sobre el lado opuesto, obteniendo así el equilibrio y perfecto balance.

Los Je’Dai solo buscaban practicar y mejorar con La Fuerza, pero todo cambió con el ataque del Imperio Rakata, cuna de poderosos usuarios del Lado Oscuro. Es así que se generó una guerra civil sobre el uso de los lados de La Fuerza, en el cuál acabó ganando los que usaban el Lado Luminoso.

Posteriormente vendría una alianza con la República Galáctica para actuar como los defensores de la paz, pasando a convertirse en los Jedi. Pero durante este tiempo hubo un conflicto, debido a que había algunos que deseaban practicar ambos lados opinaban que eran falsos protectores de la paz. Durante esta guerra civil, el Lado Luminoso ganó, pero fue principalmente por el apoyo de la República.

Entrenamiento

Durante la Era de la República, era común que los recién nacidos fueran sometidos a un análisis de sangre para escanear sus midiclorianos. Si tenían un nivel alto, significaba que eran versátiles con la fuerza, por lo que inmediatamente eran tomados de sus familias y criados en los Templos Jedi.

Esto se realizaba para alejar a los Iniciados Jedi de vínculos afectivos y problemas familiares, y así evitar que fueran emocionales, lo que podría llevarlos al Lado Oscuro.

El entrenamiento de los Jedi siempre consistía en alcanzar la paz interior, desarrollando la meditación y la reflexión. Luego de ser Iniciados, se convertían en un Padawan, para ser entrenados personalmente por un Caballero Jedi, estableciéndose una profunda relación entre estudiante y maestro.

Durante esta etapa, llevaban una trenza y buscaban su cristal kyber, con el que personalmente armarían su propio Sable de Luz. Lego de años de entrenamiento, si era reconocido, se le cortaba la trenza y así ascendía a la categoría de Caballero Jedi.

Por último, los más talentosos, reconocidos y sabios podían llegar a ascender a Maestro Jedi, siendo integrantes de un consejo de sabios que tomaba decisiones importantes para la Orden Jedi.

Estoicos

Los rasgos característicos de los Jedi son la compasión, la sabiduría, su reflexión y, finalmente, su estoicismo. El cómo buscan controlar sus emociones es algo que los hace tanto sabios como peligrosos, ya que esto les permite luchar o actuar en su máximo potencial.

En sí, su entrenamiento y vida se guiaba en un código:

  1. No hay emoción, hay paz.
  2. No hay ignorancia, hay conocimiento.
  3. No hay pasión, hay serenidad.
  4. No hay caos, hay armonía.
  5. No hay muerte, existe la Fuerza.

Inmortales

Lo que más ha llegado a diferenciar a los Jedi de los Sith, es el cómo se hacen uno con La Fuerza y desaparecen en el aire, dejando únicamente sus ropas. Este es el paso que lleva a los Jedi a convertirse en espíritus inmortales que pueden aparecer en ocasiones, es una ascensión bastante difícil y poco común, que involucra el conocimiento y comprensión de La Fuerza.

La forma de ascender suele consistir en aceptar y rendirse en las acciones del universo, aceptando tanto la causalidad como las intenciones misteriosas de La Fuerza.

Límites y Tentación

Tal vez lo más interesante y profundo de los Jedi, es el hecho de que siempre buscaban contenerse y evitar seguir por el Lado Oscuro, que era un camino que les podía dar más técnicas y hacerlos mucho más poderosos de manera más rápida, lo cual, en muchas ocasiones, los hacía sentir tentados a usar estas técnicas o a dudar acerca de sus lealtades.

Muchos amamos a los Jedi, por el hecho de que mantienen una lucha interna constante por mantenerse en el Lado Luminoso, aunque este fuera técnicamente el más débil.

Simbología

Conociendo los límites de los Jedi y el poder de los Sith, era común que muchos iniciados en el Lado Oscuro tuvieran un gran poder, llegando a derrotar a los Jedi en múltiples ocasiones.

Así mismo, la lucha de un Jedi y un Sith era bastante simbólica: era la lucha de la disciplina contra la furia y la pasión. La derrota de un Jedi solía ser debido a que tenían a un oponente fuerte, tramposo y cruel, pero sobre todo por el hecho de que al enfrentarlo sentirían nervios y se pondrían emocionales.

Por eso, la victoria de un Jedi sobre un Sith, se lograba solo cuando el Jedi no era intimidado y se mantenía sereno, lo que causaría la frustración del Sith y eso le llevara a cometer más errores.

Hipocresía y Caída

Algo que pudo prever el propio Jedi, Qui-Gon Jinn: los Jedi se aislaban desde que eran bebés, estaban alejados de la gente, servían más como guerreros y guardianes de la República, se alejaban demasiado las emociones y estaban obsesionados con las tradiciones.

No existe nada más poético que la caída de los Jedi. En su momento de auge fueron cientos y tuvieron a su más grande enemigo frente a ellos, el Canciller Palpatine, e incluso tuvieron que protegerlo.

Por si fuera poco, la Guerra de los Clones fue iniciada y liderada por el Conde Dooku, quien no solo fue un Jedi, sino que fue parte del Consejo Jedi. Todo esto ocurrió en parte al hecho de que Dooku nunca pudo realizar cambios en la Orden Jedi ni en la República, incluso cuando era parte del Consejo.

Pero la parte más crucial de todo y lo que le llegó a renunciar a la Orden y al Consejo, fue cuando su planeta natal, Sereno, el cual estuvo siendo invadido por bandas criminales, y tanto la República como los Jedi, se negaron a mover un solo dedo para ayudar a un mundo que no era parte de la República.

A finales de la República, los Jedi estaban muy desconectados del pueblo.

Tal era el caso que eran más recordados como guerreros legendarios que como sabios y protectores de la paz, siendo quizás lo más destacable el hecho de que eran generales en la Guerra Separatista y siempre estaban del lado de la República Galáctica.

Estaban obsesionados con mantener el estatus quo, es decir, en que todo siguiera exactamente como antes. Resultó bastante cuestionable cuando no hicieron nada respecto a la esclavitud, e incluso cuando esta práctica estaba frente a sus narices. Es por esto, que cuando Palpatine los tachó de traidores que intentaron usurpar el poder, su declaración resultó bastante creíble.

Ser tan tradicionalistas, dogmáticos y cerrados los hizo creer que no cometían errores y que su camino o formas eran las únicas que debían tomar. Fueron tan arrogantes que creyeron que la profecía acerca de El Elegido que traería balance, iba a ser definitivamente beneficiosa para ellos.

Era cierto que Anakin Skywalker trajo balance, pero fue de una manera distinta: los Sith estaban casi extintos, por lo que el verdadero equilibrio era hacer lo mismo con los Jedi.

Anakin tal vez podría no haberse corrompido si el Consejo Jedi hubiera sido más empático, comprensivo y flexibilizara sus reglas… pero no. Para ellos, Anakin no era más que una herramienta, un soldado y hasta temían su lado emocional. Ni siquiera Obi-Wan Kenobi quiso protestar contra el Consejo, quería que hiciera algo que los beneficiara y no era importante lo que sentía Anakin.

Pero tal vez lo peor de la forma de conducirse, era la irónica hipocresía Jedi. El negarse a las emociones, cuando la relación aprendiz y maestro era algo que los hacía sentir amor, compañerismo y hasta la pérdida de uno de los dos podía llevarlos a emociones del Lado Oscuro. Incluso el propio Qi-Gon Jin cuestionó la práctica del celibato, debido a que el acto de una noche con un desconocido sería insignificante comparado al apego emocional que uno podría desarrollar sin romper el mismo celibato.

Opiniones finales

Los Jedi son famosos y no es para menos, si bien no son tan poderosos como los Sith, tienen una interesante narrativa en la que luchan contra su propia oscuridad. Pese a ello, nos muestran muchos de sus errores por su rigidez, lo cuál les ha impedido entender sus propios problemas y los llevó a su caída. Así mismo, ¿uno realmente quisiera vivir como los Jedi de la República? Personas que viven aisladas del mundo, incapaces de enamorarse o interferir con el gobierno, pese a su influencia.

Comentarios
Corina Sara Salas Ludeña
Corina Sara Salas Ludeña
Los Jedi en Star Wars son simplemente increíbles. Su dedicación a mantener el equilibrio y luchar contra el lado oscuro los define como verdaderos héroes galácticos. ¡Sus enseñanzas y poderes de la Fuerza nunca dejan de asombrarme!
Leila Roxana Jimenez Montero
Leila Roxana Jimenez Montero
Me encantan los Jedi de Star Wars, ¡son el corazón de la saga! Su búsqueda de la paz y justicia en la galaxia, junto con sus habilidades con la Fuerza y los sables de luz, los convierten en personajes fascinantes y complejos. ¡Siempre inspiradores!