El origen del deporte hasta nuestros días
por Miguel Salcedo · publicado el 19 Julio 2016 · actualizado el 23 Junio 2017

Desde una perspectiva evolutiva, el deporte deriva de actividades rudimentarias que en la prehistoria de la humanidad estaban destinadas a la supervivencia. Es muy probable que los primeros trotes y posteriormente, cuando el hombre iniciaba la actividad de correr lo hiciera con el fin de escaparse de animales salvajes.

Prehistoria

El hombre empezó a ejercitarse con piedras y a perfeccionar movimientos con lanzas y jabalinas para poder cazar y así darle prioridad a su sustento ya fuese para conseguir alimentos, enfrentarse o protegerse de las amenazas de la época. Lo que trajo como resultado que perfeccionara técnicas para correr, nadar, cazar, luchar trepar o pescar.

En este proceso, el ser humano empieza a ejercitarse con el fin de adquirir destrezas que le trajeran beneficios para luchar por la supervivencia e imponerse sobre los menos aptos. Como resultado de ello, aparece el juego y la competencia con otros pares, y aparecen reglas aceptadas por el conjunto, lo que constituyó un paso más en el proceso evolutivo del hombre. Ante este contexto surge una cualidad erógena, lo que significa la presencia e excitabilidad de sectores del cuerpo que suscitan placer al ser estimuladas.

Historia

Lo que implica hacerse dueño del propio cuerpo, explorar el entorno inmediato e ir apoderándose de los objetos y se lograr gracias al poder muscular de cada individuo, y nos ofrecen una fuente de placer y de satisfacción para el ego.

En otras palabras, el deporte proviene de actividades que en su génesis servían a la supervivencia de la especie lo que dio como resultado que los habitantes en otras épocas adquirieran habilidades y destrezas en ciertos ejercicios.

Comunidades

Esta condición quedó establecida como una cualidad dentro de las comunidades y otorgaron un valor extra a los sujetos que poseían mayores destrezas y por supuesto, la importancia de la aparición del deleite y regocijo propio de la actividad física.

Un ejemplo claro de ello, es que en la era pre-colombina, los habitantes pertenecientes a la cultura Maya practicaban el “Juego de Pelota”, el cual constaba en dos equipos y una pelota de hule y la cancha, algo hundida y amurallada. El campo más grande en el continente se encontraba en Chichen Itzá ubicado en la península de Yucatán en lo que hoy conocemos como la parte sur-este de México.

Maya

El objetivo del juego era pasar la pelota a través de unos aros de piedra que se encontraban a cada lado, usando solamente las caderas. Cabe resaltar que para este juego se seleccionaban a los mejores guerreros, lo más ágiles y fuertes.

Distracción y pasatiempo

Esta característica es inherente a la práctica deportiva, su función principal es poner distancia, aunque sea momentánea, a la realidad cotidiana. Entra a tallar el hecho de sumergirse en otro mundo, el que propone el juego, el espectáculo y donde lo que predomina es la búsqueda de placer. Ricardo Rubinstein, psicoanalista de origen argentino, menciona que en este contexto, tanto para el jugador como para el espectador se libera un válvula de escape a la descarga de necesidad instintiva (más que nada agresividad) que logran así un canal de satisfacción y por ende, liberan placer.

Además, la participación, por identificación con el contenido del juego toma un carácter más real cuando hay otro espectador con quienes el juego se torna más vivido, ya sea por oposición o por compañerismo (mismo equipo). Aquellos que han concurrido a un estadio u observado un partido en la casa, bar o espacio público, verán cómo se crean los climas y el efecto liberador de descarga que se produce al gritar o sufrir, al hacer “cachitas” a los rivales, insultar al árbitro o generar comentarios o cánticos.

El entretenimiento tiene sus ventajas, como la de proveer al psiquismo de un recreo, una suerte de viaje en el que se desentiende momentáneamente de preocupaciones, conflictos; por el contrario, el individuo se apasiona, goza y sufre sin mayores consecuencias en el devenir de su existencia. Este fenómeno se produce sobre todo, en el fútbol de modo desorbitado e incontrolable, deporte donde existen barras bravas y la violencia se manifiesta con mucha frecuencia, tanto fuera como dentro de los estadios.

Sentimientos de identidad

Por otra parte, conforme se fueron constituyendo los países, adoptaron un conjunto de características culturales, sociales, políticas, económicas y deportivas. Existen modos de jugar de cada deporte en los distintos países del mundo, ellos hablan de su idiosincrasia, modos de ser y de sentir, de sus gustos, de sus valores, de sus ideas y e sus modos de expresión. A través de ellos se expresan sentimientos de identidad, nacional y social.

Perú

Se juega al estilo propio de cada pueblo o región. Se aprende desde chiquito en el barrio, en los lugares de juego compartido, en los colegios, en los clubes, etc. En el caso del fútbol, más físico de los europeos o más técnico de los sudamericanos.

La “furia española” asociada al toreo, el rugby “champagne” de los franceses, el “Haka” (danza Maorí) de los neozelandeses, el ajedrez para los rusos, el béisbol para los cubanos, el atletismo para los kenyatas. Estas representaciones deportivas en las sociedades se convierten en una especie de “marca” que los grupos humanos patentan de manera inconsciente, según sus patrones y esquemas psicosociales.

Conclusión

Los políticos advertidos del poder que el deporte detenta, lo utilizan como herramienta útil a sus fines. Los ejemplos más claros son los dos extremos ideológicos, tanto Cuba y China como los Estados Unidos tienen absolutamente claro su valor sociopolítico y económico. La manera más ilustrativa se da en los juegos olímpicos o torneos a nivel mundial, en el que la cantidad de medallas traduce los músculos de una nación dando a notar una muestra de su poderío como estado. Nada es casual.

Es así que hemos podido apreciar de manera fugaz, el origen de la actividad física que sirvió como base para la creación del deporte y como este ha ido experimentando modificaciones tanto en su contenido, en su rol y utilización a lo largo de la historia.

3 Comentarios

  1. Soy atleta, me gusta correr mucho me imagino a los corredores de antes, lo hacían por sobrevivir, en nuestro país los corredores eran los Chanquis que corrían en los Andes llevando mensajes de un punto a otro, tenemos nuestra historia.

  2. El “Juego de Pelota” de los Mayas, que solo utilizaban la cadera? Es algo impresionante, no me imagino la habilidad que tenían estos guerreros para solo usar esa parte del cuerpo, asombroso.

  3. Es sorprendente, si seguimos curioseando, estoy seguro que encontraremos en la historia algunas otras manifestaciones deportivas asombrosas y muy singulares. Saludos!

compartir