Francisco Bolognesi: Nuestra historia con sentido
por Mia Rivera · publicado el 5 Noviembre 2017 · actualizado el 12 Noviembre 2017

¿Cuántos de nosotros estaríamos dispuestos a dar la vida por nuestro país, el Perú? Y sentir esta entrega nuestra no como un acto de heroísmo sino como un cumplimiento sincero del deber hacia este país que nos alberga. ¿Estaríamos en realidad dispuestos?-digo. Yo hago compleja la pregunta: ¿Estaríamos dispuestos a dar nuestra vida por la patria en estos tiempos – en donde las cifras demuestran que abunda la violencia contra los más vulnerables, en los que brota de donde sea la corrupción y la delincuencia está en todos lados?

Independientemente de lo que respondamos, resulta interesante y, a la vez, necesario saber que años atrás existió un hombre dispuesto a sacrificar su vida sin ningún cuestionamiento por la bandera durante la tan popular Guerra del Pacífico y este 4 de Noviembre se conmemora su nacimiento. Estamos hablando de Francisco Bolognesi, un peruano patriota, valeroso y proactivo que estuvo dispuesto a luchar por el Perú hasta morir- o como él dijo-, hasta quemar el último cartucho. Conozcamos un poco más de él.

Vida civil

Francisco Bolognesi, personaje histórico peruano, nació el 4 de Noviembre de 1816 en la Calle Afligidos (actual Jirón Caylloma N° 125) en Lima. Francisco fue hijo de Andrés Bolognesi, músico genovés y Juana Cervantes, mujer arequipeña. Estos últimos se habían conocido en Arequipa, pero viajaron a Lima para el nacimiento de Francisco.

Aproximadamente en 1825, la familia vuelve a migrar a Arequipa. Estudia en el Seminario Conciliar de San Jerónimo. Además, empieza a realizar labores mercantiles. Luego de la muerte de su padre, Francisco tuvo que asumir más responsabilidades y así laborar de forma estable desempeñando trabajos de comercio y también dedicándose a la explotación de café, coca y cascarilla (para tratar el paludismo). Realizando estas funciones de empresario – como lo llamaríamos en tiempos actuales – es que pudo sacar a adelante a su madre y a sus hermanos.

Vida militar

Ramón Castilla convocó a Francisco Bolognesi para formar la Guardia Nacional, ejército que se consideraba a sí mismo como el libertador, ocupando el cargo de segundo jefe en 1853 (año en que estuvo a punto de entrar a la guerra con Bolivia).

Francisco fue pieza importante del regimiento militar, teniendo diversas funciones desde la compra de armamento en Europa hasta la lucha cuerpo a cuerpo en el campo de batalla. Quizá la lucha que más recordemos, en la vida de Bolognesi, probablemente sea la de la Guerra del Pacífico debido a que fue esta la guerra en la que se consagró como héroe del Perú.

Guerra del Pacífico: Batallas

Cuando empezó la guerra con Chile se le confió el mando de la II División del Sur y tuvo una importante participación en las batallas de San Francisco y Tarapacá.

Durante la Batalla de Tarapacá en 1879, Francisco se encontraba enfermo de gravedad, con una fiebre altísima; sin embargo, esto no fue ningún impedimento para que de igual forma combatiera, atreviéndose incluso a decir:

las balas de los chilenos apenas llegan a las suelas de mis botas.

Su participación fue definitoria en el triunfo. A pesar de la victoria, las pérdidas fueron mayores debido a que la ciudad quedó desprotegida.

Más adelante, se le designó la comandancia general de Arica. Bolognesi se quedó al mando de muy pocos hombres en Arica, mientras los demás hombres regresaban a Tacna, ya que Bolognesi tuvo que reemplazar al capitán de navío Camilo Carrillo.

En las cartas enviadas por Francisco Bolognesi, se evidencia la situación de abandono en la que estaba inmersa la guarnición de Arica debido a que pidió apoyo a Arequipa e incluso a Lima; sin embargo, Nicolás de Piérola no respondió. Los historiadores afirman que existió un manejo político por parte de este gobernador. A pesar de la situación, Francisco Bolognesi no desistió. Con la llegada de Juan de la Cruz Salvo, el 5 de Junio de 1880, enviado chileno para solicitar la rendición de la guarnición de Arica, Bolognesi decidido afirmó:

Tengo deberes sagrados que cumplir y los cumpliré hasta quemar el último cartucho. Arica no se rinde.

La batalla de Arica, sería la última que él libraría, muriendo el 7 de junio de 1880.

Conclusión

Muchas veces he escuchado que cuando se habla de historia peruana, algunos exclaman en medio de un afán frustrado: “Pero… Perú no ha ganado nada, somos un país que celebra sus derrotas”. Lo que pienso, luego de escuchar esto es que en definitiva si uno desea pegarse a lo concreto puede que en algún punto ese discurso tenga algún sentido real.

Para ser sincera creo que somos un país en el que los triunfos tienen un significado más allá del vano decir: “Sí, ganamos. Yo gané”. Posiblemente Bolognesi, con su sacrificio, buscó que nuestra “derrota”, no sea leída solo como una derrota, tal cual, tan simple.

Su sacrificio significa que el Perú es un país enriquecido de una historia con “sentido”. El sacrificio de Bolognesi es el de un hombre que, en ese momento, era la piel del Perú y su heroísmo (como lo llamamos desde fuera) es un símbolo pleno y real.

Además, Bolognesi es reconocido mundialmente por el Zar Nicolás II de Rusia, el Káiser Guillermo de Alemania, “Le Temp” de París e incluso el mismo general chileno Baquedano, quienes han hecho alusión al héroe refiriendo admiración. Todos ellos asombrados de la existencia de un ser que es más que una bandera que se lleva puesta en hombros, él es la bandera. Ese día, durante esa batalla librada en 1880, él fue el Perú.

7 Comentarios

  1. Emocionantes palabras muy conscientes del espíritu de Bolognesi, que es el mismo de Grau, que entienden que el bienestar de todos los peruanos es primero que el bienestar personal. Este comportamiento propio de los grandes líderes viene, de un estado mental superior el cual no entienden los políticos peruanos de todos los tiempos, pero mas recientemente como los García, Toledo, PPK, Humala, Fujimori, Castañeda, Villarán, y todos sus secuaces , que solo piensan en robar al pueblo del Perú.

  2. Honor y Gloria al patriota de legado infinito. El y todos los del Morro a su mando dejaron enseñanza de lo qué es amar a su patria.

  3. Quienes hemos tenido el privilegio de estudiar historia, tenemos presente la valentía, la dignidad y el sacrificio de los patriotas , francisco bolognesi, ante el invasor Chileno.La clase política de ese entonces se comportaron como miserables, indecentes y traidores a su Patria y los del siglo XXI con honrosas excepciones lo siguen siendo.

  4. Muy de acuerdo contigo Arnaldo. Como tú dices, a pesar de todo aún hay excepciones. Son esas personas las que harán que nuestra historia peruana adquiera algún sentido.

  5. Ejemplo de patriotismo, un ejemplo a seguir luchando por el desarrollo del pais y hacerla más prospera y donde podamos vivir felices todos los peruanos.

  6. Verdaderamente, leer sobre él, nos hace sentir que el Perú tiene esperanza y que nuestra historia es singular y refiere gran simbolismo.