¿Cómo hacer felices a los trabajadores?
por Miguel Salcedo · publicado el 11 Noviembre 2017 · actualizado el 11 Noviembre 2017

Los colaboradores o trabajadores tienen una naturaleza humana. Es obvio. Experimentan emociones, pertenecen a diversos círculos sociales, tienen familia, amigos, y son movilizados por expectativas, necesidades y las dinámicas propias de todo individuo.

Introducción

Es vital que esta condición sea percibida y asimilada por parte de los directivos de las compañías, gerentes y jefes. Todo aquel que tenga a cargo a un equipo de trabajo debe diseñar y ejecutar, de manera particular, una metodología para fomentar prácticas orientada a desarrollar el bienestar y la felicidad con el fin de mejorar el desempeño colectivo, la manera en cómo hacer que los colaboradores logren potenciar su talento y consigan sus objetivos.

Existe diversa bibliografía sobre este asunto, se ha ido evolucionando con el paso de los años, desde el principio el modelo económico o material que indica que los individuos se motivan en base a su nivel de remuneración salarial, aspectos materiales o tangibles. En contraste, existen investigaciones y estudios que sostienen que el modelo humano es complejo y proviene de un origen BioPsicoSocial, lo que indica que los individuos lograr el bienestar y por ende la felicidad a partir de la salud física, el bienestar emocional propio y con su entorno.

Dentro de este esquema, investigaciones en el campo de la psicología señalan que el bienestar y, sobretodo, la felicidad son agentes fundamentales de la motivación para que el ser humano alcance unos altos índices de rendimiento, ya sea en el ámbito académico, deportivo, laboral.

¿Cómo hacemos felices a nuestros trabajadores?

La búsqueda de la felicidad es objetivo común de todas las sociedades. Si nos trasladamos al ámbito laboral, podemos decir que la felicidad no solo es un buen pago. Los colaboradores – socios estratégicos de la empresa – quieren un ambiente amistoso y cordial. Los vínculos interpersonales, los eventos sociales y la cultura de la empresa son vitales. Es por ello, que las organizaciones se preocupan por implementar nuevos patrones en cuanto al diseño de la infraestructura e instalaciones, donde la ergonomía calce perfecto.

Además, las organizaciones con mayor éxito en el mundo empresarial, centran sus políticas en el desarrollo humano de sus colaboradores: capacitaciones, planes de desarrollo y reconocimiento, a su vez, proporciona herramientas y recursos para que realicen el trabajo de manera adecuada. También, se deben considerar a las familias dentro de sus programas, debido a que estas son el núcleo de los trabajadores y juegan un rol importante en la vida de los mismos. Considerar a las familias en los programas y políticas de la empresa es fundamental.

Existen algunos otros elementos que influyen en el bienestar y felicidad de los colaboradores.

La flexibilidad y la autonomía son importantes, debido a que estos aspectos permiten que los empleados puedan tener la capacidad para gestionar óptimamente su trabajo y sus vidas. El lugar de trabajo perfecto también da a la gente flexibilidad y autonomía en cuanto a dónde y cómo trabajan, construido sobre una cultura de crecimiento y confianza. La flexibilidad maximiza la felicidad y en consecuencia, el compromiso de los empleados, lo que se evidencia como la obtención de mejores resultados al momento de ejecutar su trabajo.

La forma en cómo se generan y desarrollan los vínculos personales, es otro factor crucial. Si trabajamos en un ambiente donde se reconoce el trabajo, se practica la empatía y existe un principio de cooperación notable, generará mayor confianza entre los colaboradores, lo que permitirá el desarrollo individual y laboral. De lo contrario, si pertenecemos a una organización represiva, demandante y sancionadora, se reducen los niveles de compromiso y bienestar, lo que genera disconformidad, molestia y fuga del talento hacia otra organización.

Si bien, la dirección es encargada de generar estas políticas, hoy en día, el área de Recursos Humanos, también está ayudando y se está convirtiendo en un socio estratégico de las empresas y cumple roles clave como como la contratación de talento, el desarrollo de equipos, la promoción de futuros líderes y la influencia de la cultura de la empresa. Los equipos de recursos humanos pueden tener un enorme impacto en la cultura de la empresa y el bienestar de los empleados lo que genera, como producto final, mejor desempeño laboral.

Conclusión

No exista una receta que deba imitarse para generar felicidad en los trabajadores, cada empresa y organización la construye según sus propios rasgos y características.

Sin embargo, es preciso mencionar que las jornadas de formación de equipos, eventos sociales y garantizar un ambiente de oficina agradable, todos son vitales para la felicidad en el trabajo y crear un espíritu comunitario entre los colegas. Si bien, la remuneración competitiva y los beneficios son importantes, pero la felicidad de los empleados depende mucho más.

En la actualidad, los colaboradores, están valorando más cosas como el bienestar y las condiciones de trabajo, donde el trabajo flexible, la colaboración, la progresión profesional y un gran espíritu de equipo forman parte de la cultura de la empresa.

1 Comentario

  1. La clave está en lograr el equilibrio entre el trabajo y la vida personal, lo cual ha cobrado gran relevancia en la última década, ya que los gobiernos y las instituciones así como las empresas han reconocido que sus logros benefician no sólo al bienestar, el estado de ánimo y la felicidad de los trabajadores, sino que también a la productividad de las empresas.