Chocolate Peruano, el mejor del mundo
por Carola Romero Rosales · publicado el 24 Mayo 2016 · actualizado el 23 Junio 2017

Hemos hecho historia, el boom del cacao peruano es innegable. Difícilmente existen personas que desprecien el probar o consumir frecuentemente este producto; quién no recuerda haber probado ese típico chocolate con maní o con pasas en el cine, o ese chocolate en polvo que venía en una bolsita dejando toda la boca manchada de tanta exquisitez, y ni que decir de esos helados de tan gustoso sabor.

La mayoría de personas sucumben ante su forma y aroma, y el peruano no es ajeno a esto, cada vez más se le ve por las calles enfocados en revisar el porcentaje de cacao en la envoltura, de manera que vive educando su paladar en la calidad del producto, razón por la que se está comercializando más para la exportación pero también para el mercado local. Alguien dijo:

“Lo único que necesito para ser feliz, es una deliciosa barra de chocolate.”

Hace algunos meses el premio al mejor chocolate en el mundo fue peruano, medallas de oro y plata en el International Chocolate Awards para nuestro manjar. Con tal noticia nos sentimos orgullosos del producto de calidad que estamos elaborando, porque este chocolate con altos porcentajes de cacao y tan aclamado por la mayoría de personas ya no es Suizo, ¡es peruano señores! y nos puso a todos (los que comemos esta delicia) tan calientes de alegría, como agua para chocolate.

Historia del chocolate

Empezamos a decir que, la palabra cacao deriva del término “cacahuatl” proveniente de las lenguas Mayas y Aztecas, para los primeros era un símbolo de vigor físico y longevidad, utilizándolo también con fines terapéuticos. Por sus efectos, los médicos mayas recetaban el consumo de cacao como estimulante o tónico para los guerreros.

Pero el origen del cacao no es preciso, se dice que vino de México hacia Sudamérica y otras teorías dicen que se expandió de Sudamérica a México, pero lo que si queda claro es que consumían el fruto y no las semillas de donde se elabora el chocolate. Su empleo es muy antiguo (1500 a.C), en algunas culturas consumían las bebidas fermentadas del cacao, siendo preferida por la realeza y retratada en algunas cerámicas.

Hernan Cortes

El gran salto a Europa se dio gracias a Hernán Cortez, el cual introdujo en la corte española la bebida, haciéndose muy popular entre la clase alta y las órdenes religiosas. Luego pasó a los demás países europeos, los cuales empezaron a trabajar de diferentes formas el cacao, mezclas con leche lo hicieron mucho más famoso aun. Suiza fue el primer país que abrió una fábrica de chocolate. Después de toda la popularidad del chocolate en Europa, regresó a América con fuerza y terminó de popularizarse.

El valor nutricional del chocolate

Aparte de la fama por su sabor se ha venido estudiando su valor nutricional, que estriba del cacao, como por ejemplo la leche o los frutos secos. Tiene propiedades importantes como su efecto antioxidante, previniendo muchas enfermedades cardiovasculares, beneficioso para el sistema inmune del organismo y prevención de enfermedades neurodegenerativas, promoviendo la memoria, el aprendizaje y la función cognitiva, así como enfermedades crónicas; aunque todavía existen insuficientes evidencias para decir que previene algunos tipos y mortalidad por cáncer. Lo que sí es cierto, es que cada vez más estudiosos, indican mayores efectos benéficos que dañinos.

Debido a su elevado contenido calórico todos los chocolates son considerados un alimento estimulante por su alcaloide mayoritario, como por ejemplo, la teobromina (metabolito de la cafeína). El chocolate negro, posee mayor contenido de cacao y por ende mayor poder energético, se le atribuye la estimulación de la producción de endorfinas, que producen un sentimiento de placer en el organismo; y la serotonina, que actúa como un antidepresivo. Cabe resaltar entonces que los hallazgos científicos, son cada vez más acerca de su impacto positivo en la salud.

Aspectos científicos

Pero ¿será cierto que uno puede volverse adicto al chocolate? Todavía no hay una respuesta exacta a este hecho, pero existe un estudio científico hecho por la Nestlé de Suiza (cuentan con su propio centro de investigaciones) que revelaría el por qué del enorme deseo de comerlo. Al parecer estaría relacionado no tanto por una adicción si no por la presencia de algunas bacterias en los intestinos.

Para estos científicos lo más difícil fue encontrar una muestra de personas que no consumían chocolate para poder compararla con los consumidores habituales de este producto. Se hicieron análisis de sus sangres y orinas, y lo que encontraron fueron diferencias en los niveles de algunas sustancias en cada grupo. Hasta el momento siguen investigando estos resultados. Pero, lo que si es cierto es que muchas personas sienten una verdadera pasión al comerlo.

Chocolate

Sin embargo, debido a su alto contenido en energía y azúcar, algunos lo ubican dentro de la “comida basura” por su historia asociada a los riesgos, como las caries, diabetes, acné, hasta obesidad, pero muchas de estas probabilidades todavía no han sido del todo comprobadas científicamente. Tras esta situación se dijo que podía ser parte de una dieta adecuada si se consumía con moderación, con estilos de vida saludables como el ejercicio regular, la alimentación balanceada, calidad de sueño, entre otros.

Conclusiones

A nosotros, todavía nos falta mucho por hacer como productores peruanos, los países más productores a nivel mundial son Costa de Marfil, Ghana, Indonesia, Nigeria, Camerún, y en nuestra región son Brasil y Ecuador. Todos estos países producen más del 90% del cacao en el mundo.

Lo cierto es que cada vez más, chocolates suizos, belgas o franceses son producidos con cacao peruano, grandes catadores del mundo vienen a probar el trabajo de miles de agricultores peruanos especialmente de la selva de San Martín, cuya mejor decisión fue organizarse en cooperativas para competir en el mercado internacional.

La demostración de éxito empezó años atrás en ferias como Mistura, siendo reconocidos por los medios nacionales e internacionales. Todavía queda mucho por hacer pero ya sabe, cualquier cosa es buena y útil cuando es de chocolate, y si es peruano mejor.

2 Comentarios

  1. El chocolate es sabroso y crea alegría. Lástima que engorde al comerlo, de lo contrario sería el alimento perfecto.

  2. En lo particular me gusta el chocolate con frutas secas, con almendra o nueces, es una combinación exquisita.