Carnavales en el Perú
por Mia Rivera · publicado el 8 Febrero 2018 · actualizado el 8 Febrero 2018

Celebración llena de cultura, tradición, alegría hasta por demás y que debería definitivamente llenarnos de orgullo, así son los carnavales peruanos. Fiesta caracterizada por el carácter lúdico, alegre y la multiplicidad de colores de los que se viste cada una de los departamentos peruanos. Espectáculos únicos que también develan el carácter de cada lugar.

Introducción

Fiesta que se celebra durante el mes de Febrero que habla de nuestra tierra como un lugar de costumbres alegres, que ha sabido resaltar sus particularidades, rescatándose en cierta forma de la totalidad imponente de los carnavales que vinieron con los primeros cristianos a América.
En esta fiesta se observa un cruce de tradiciones y es otra muestra de la diversidad cultural peruana. A continuación más información sobre esta fiesta.

Origen

El origen de los carnavales, es decir, de la celebración en sí, surge al parecer a partir de las fiestas paganas que se realizaban en honor a Baco, dios romano del vino. Aunque también se habla que se remonta a las fiestas que realizaban en honor al toro Apis en Egipto.

Los historiadores refieren que estas fiestas de más de 5000 años se extenderían por el imperio romano hasta volverse parte de la costumbre Europa, siendo llevada a América por los españoles y portugués a fines del siglo XV.

Así llegó al Perú a través de los primeros cristianos; sin embargo, por motivos de la mezcla o choque de culturas y por un tema de sincretismo religioso, el carnaval tomó características particulares acomodándose después a cada región.

A inicios, cuando recién se empezaban a realizar estas celebraciones en el Perú destacaban estas fiestas por su popularidad y gran salvajismo, por lo que se optó, en un principio, por reprimirlo. En el XIV, quienes visitaban esta tierra referían que nuestras fiestas eran realizadas con muchísimo salvajismo y una alegría desmesurada, extrema.

Lo que solía hacer durante ese tiempo era arrojar desde los balcones agua o lanzar huevos llenos con agua o perfume dependiendo de la clase a la que pertenecían. Incluso también se puede leer en las crónicas que se relata que entre 1860 a 1875 aproximadamente a menudo se veía escenas de herido e incluso muertos durante los tres días que duraba la celebración.

Características y Creencias

Los carnavales se caracterizaron originariamente por ser de carácter satírico. Las representaciones que se hacían durante estas fiestas hacían alusión a las autoridades de la población de forma grotesca y burlona. Se usaban máscaras como falta de respeto a las principales cabezas de la religión.

Era usual, en este tiempo, que los policías fueran objeto de barbaridades por parte de la población. Por ejemplo, algo leve que sucedía pero que también hablaba del poco respeto que le tenían a estas autoridades es que eran objetivo de chorros de agua.

En el Perú el carnaval se caracteriza por la algarabía, los multicolores, los pasacalles y muchas cosas más que hacen de esta fiesta una de las más importante del país.

Resulta interesante esta fiesta, pues cada región, hasta cada departamento tiene costumbres particulares y creencias propias en torno a la realización de esta celebración. Así pues hallamos que dentro de la cosmovisión andina, la fiesta de carnaval es atribuida a Ño Carnavalón.

Aunque en realidad más que atribuida, el rol que cumple este personaje es el de eje central durante los carnavales. Es así que este personaje representa a los antepasados aymaras que regresan a la vida a través del desentierro del Ño.

Cada año al finalizar el carnaval se entierra a Ño Carnavalón con cervezas, membrillos, challas, serpentinas hasta desenterrarlo al siguiente año al inicio del carnaval. Al enterrarlo se sepulta junto a él todo el pasado y los colores representan un nuevo nacimiento.

Los carnavales son sinónimo de alegría desbordante y los pueblos del Perú se disputan por tener la fiesta más alegre y colorida, por este motivo febrero es uno de los meses más esperados del año por lugareños y turistas para celebrar en grande con danzas, pasacalles y música.

Patrimonios culturales

En nuestro país, los carnavales no pasan desapercibidos. Las fiestas son tan intensas, coloridas y majestuosas que realmente se ha decidido establece 5 expresiones carnavalescas como patrimonio cultural de la nación.

  • El carnaval ayacuchano, proclamado patrimonio cultural de la nación el 4/12/2003.
  • El carnaval de Santiago de Pupuja, proclamado patrimonio cultural el 10/09/2010.
  • El Carnaval de San Pablo en la región Cusco, proclamado el 27 de setiembre de 2010.
  • El Carnaval de Abancay, proclamado el 7 de marzo de 2011.
  • El Carnaval de Marco en la región Junín, proclamado el 9 de marzo de 2011.

Particularidades

  • Cajamarca: Capital del Carnaval Peruano. Espectáculos multicoloridos. Si decidimos viajar a Cajamarca para disfrutar del Carnaval podremos vivir diversas experiencias desde el derribar un árbol ataviado de regalos con hachas para poder llevarse los regalos, lo que llamamos yunza. O encontrar como también grupos llamados patrullas, las cuales recorren las calles bailando vestidos con trajes multicolores y máscaras; destacando el personaje del virrey quien es el encargado de dirigir a la patrulla.
  • Junín: Existen dos que se destacan: Carnaval Jaujino y Carnaval Marqueño. El carnaval Jaujino está constituido por la traída y la yunza. El cortamente Marqueño resulta trascende en el valle de Cajamarca, especialmente en Marco donde es un ambiente súper festivo.
  • Arequipa: Caracterizado por la canción/danza Carnaval de Arequipa. La danza es un ritual en el que simboliza la lucha por vencer la resistencia amorosa del sexo opuesto.
  • Lima: Cada domingo de febrero se solía lanzar globos y baldes llenos de agua, aunque algunas emplean talco, betún y pica pica para bañar a los más despistados y así destacar esta tradición. En la actualidad, hay cada vez más restricciones por el uso del agua, los límites personales, etc. Sin embargo, por 1940, 1950, el espíritu era otro debido a que destacaba también por los concursos de belleza que realizaban en los distritos o reuniones, celebraciones para disfrutar de estos días.

Conclusión

Los carnavales en el Perú son muy peculiares, la mezcla de lo natural con aquello que es sobrenatural, de lo sagrado con lo profano. Los carnavales en el Perú tienen el peso de nuestros antepasados. Nosotros no solo celebramos una fiesta sino que también durante esta estamos rindiendo honor a la tierra, a los animales, a las plantas. Para nosotros o nuestros antepasados estos elementos tenían un carácter divino. La fiesta de los carnavales es para nosotros un encuentro festivo con los que estuvieron antes de nosotros y también con nosotros mismos.

1 Comentario

  1. La idea de tirar agua a la gente solo pudo surgir en los callejones. Increíblemente el resto de la gente acepto la idea y desplazaron las actividades de disfrazes. Tal vez nunca pensaron que el juego se pudiera volver violento al usar barro, tirar globazos o arrojar a alguien a un charco.